Señales de desapego emocional en tu relación de pareja

Te sientes muy solo y desconectado y puedes estar experimentando desapego emocional en tu relación.

Sus más sinceras súplicas de mayor intimidad y cercanía caen en saco roto.

A veces parece que tu pareja te mira con ojos fríos y desinteresados.

¿Qué ocurre? ¿Por qué se aleja tu pareja?

¿Por qué eres el único que intenta mantener vivo el amor y abierta la comunicación?

Entender a qué te enfrentas puede ayudarte a saber qué hacer.

¿Qué es el desapego emocional?

Cuando tu pareja empieza a distanciarse de ti o nunca ha estado realmente cerca y conectada, es devastador.

Te preguntas si has hecho algo mal para alejar a tu pareja.

Puede que temas que haya dejado de quererte y quiera separarse o divorciarse. Incluso puede pensar que su pareja tiene una aventura o le está traicionando de alguna otra forma.

¿Qué es el desapego emocional?

El desapego emocional puede ser un trastorno mental en el que alguien pierde su conexión emocional con las personas y las cosas que le rodean. A menudo lo desencadena un acontecimiento traumático.

Una persona emocionalmente distante puede silenciar inconscientemente sus emociones para protegerse, y esta falta de emoción puede manifestarse de varias maneras.

Una persona desapegada evitará situaciones o personas que la hagan sentir ansiosa o incómoda. Esta persona puede incluso separarse físicamente cuando se enfrenta a una situación emocional.

El distanciamiento emocional también puede producirse en una relación íntima cuando uno de los miembros de la pareja evita la intimidad emocional de forma intencionada o inconsciente en un intento de mantener el control emocional o fomentar la separación.

Una relación íntima sana requiere una inversión emocional por parte de ambos miembros de la pareja. Ambos necesitais hacer el esfuerzo de fortalecer vuestros lazos emocionales diariamente. . .

  • El afecto físico.
  • Mantener conversaciones regulares.
  • Escucharse atentamente.
  • Compartir esperanzas, sueños y vulnerabilidades.
  • Iniciar la intimidad sexual con regularidad.
  • Resolver los conflictos de forma constructiva.
  • Disfrutar juntos de experiencias divertidas y relajantes.
  • Apoyarse mutuamente en los momentos difíciles.
  • Respetar los límites del otro.
  • Trabajar para satisfacer las necesidades emocionales del otro.
  • Expresar su amor verbalmente.
  • Ofrecer al otro actos de amabilidad.

Si tu pareja tiene cada vez menos comportamientos positivos, es posible que se esté distanciando emocionalmente de ti.

¿Cuáles son las causas del distanciamiento emocional?

Hay cualquier número de razones por las que esto podría estar sucediendo. Ciertamente, una aventura o el deseo de terminar la relación podrían ser la razón de la desconexión emocional.

Pero es posible que su pareja simplemente no esté disponible emocionalmente y sea incapaz de conectar con usted a un nivel más profundo.

Lo has pasado por alto durante mucho tiempo, pero por fin te das cuenta de que ese comportamiento nunca cambiará. Es posible que nunca llegues a tener la cercanía que deseas con esta persona.

También es posible que tu pareja tenga un dolor del pasado que le esté haciendo «insensibilizarse emocionalmente» para sobrellevarlo.

Puede que esté lidiando con un trauma que le provoque ansiedad o depresión y no tenga nada que ofrecerte en forma de intimidad emocional y apoyo.

O puede que tu pareja tenga miedo a la intimidad emocional, temiendo perderse a sí misma si se abre a ti y te revela su mundo interior y sus sentimientos más profundos.

Sea cual sea el motivo del distanciamiento emocional, tienes que entender lo que está ocurriendo y reconocer cualquier problema de distanciamiento emocional para poder dar los siguientes pasos.

15 Señales de desapego emocional en tu relación de pareja

1. Tu pareja no comparte tus problemas o preocupaciones

Puede que antes fueras la primera persona a la que acudía tu pareja cuando estaba preocupada o disgustada. Pero ya no.

Cuando sabes que algo va mal y preguntas a tu pareja, se calla. Ya no te invita a entrar en su mundo interior.

Es como si tu pareja no quisiera ser vulnerable o auténtica contigo, haciendo que os sintáis más como extraños educados que como amantes.

2. Tu pareja parece desinteresada cuando habláis.

Puede que estés desahogándote con tu pareja o compartiendo algo emocionante que te haya pasado durante el día, pero tu pareja parece vagamente aburrida o incluso irritada.

En lugar de una conversación interesante, es un asunto unilateral en el que estás tratando de compartir y crear cercanía, pero tu pareja no tiene nada de eso.

3. A tu pareja no le conmueven tus emociones fuertes

En tu desesperado esfuerzo por llamar la atención de tu pareja, puede que te enfades o te pongas intensamente emocional. Tu dolor y tus sentimientos de rechazo afloran y se desbordan en lágrimas y angustia.

Pero a tu pareja no le conmueven tus emociones. Casi parece endurecerse ante ellas, sin importarle que estés sufriendo y que necesites amor y bondad.

4. Tu pareja parece apática durante un conflicto

Quieres trabajar en tus conflictos y desacuerdos para poder superarlos y reparar vuestro vínculo. Pero tu pareja no parece interesada en solucionar las cosas.

No está enfadado ni frustrado, sólo indiferente. A tu pareja no le importa si las cosas se resuelven o no.

Incluso cuando intentas incitarle a discutir, lo único que consigues es que ponga los ojos en blanco o que suspire exasperado mientras sale de la habitación.

5. Tu pareja se retrae y no quiere pasar tiempo contigo

Deseas tanto pasar tiempo de calidad con tu pareja en el que podáis hablar y disfrutar de vuestra mutua compañía. Pero cada vez que propones pasar tiempo juntos, tu pareja siempre tiene una excusa para estar en otro sitio.

Si entras en la habitación donde está tu pareja e intentas hablar con ella, se levanta y se va a otra habitación o finge estar ocupada con un proyecto.

6. Tu pareja parece poco interesada en el sexo

Tu vida sexual con tu pareja casi se ha esfumado por completo, y cada vez que planteas reavivarla, tu pareja se irrita o se muestra pasiva.

Si intentas iniciar tú el sexo, te rechaza de alguna manera.

A veces tu pareja intenta darle la vuelta a la tortilla y hacer ver que tú eres el problema. Tú eres la razón por la que él o ella ya no está interesado en el sexo.

7. Tu pareja no intenta hacerte feliz

Tu pareja solía hacer cosas para hacerte feliz, sabiendo lo que te gusta y cómo hacerte sentir querida. Te traía flores o te escribía un poema. Te daría un masaje en la espalda o prepararía tu cena favorita.

Pero todo eso se ha detenido por completo. Tu pareja se esfuerza poco o nada por hacer cosas que te den placer o por mostrar su ternura y cariño.

Sientes que no eres más que un compañero de piso molesto al que tu pareja tolera.

8. Tu pareja antepone constantemente sus necesidades a las suyas

No sólo deja de hacer cosas amables por ti, sino que rara vez antepone tus necesidades a las suyas.

No importa que te estés congelando: el termostato está ajustado a las preferencias de tu pareja. A quién le importa que tengas fiebre. Tu pareja sale con los amigos y te deja con los niños.

Parece que tu pareja ha dejado de tener en cuenta tus sentimientos a la hora de tomar decisiones o emprender acciones, y no le preocupa el impacto que eso tendrá en vuestra relación.

9. Tu pareja ha dejado de decir «te quiero»

Esas tres palabritas lo significan todo, sobre todo cuando desaparecen del vocabulario de tu pareja.

Si antes tu pareja te decía regularmente que te quería, pero ahora no dice esas palabras, es una gran señal de que se está distanciando de ti.

O si le dices «te quiero» a tu pareja y ella te dedica una sonrisa tensa sin responderte con un «te quiero», debes prestar atención. Hay algo que bloquea los sentimientos de tu pareja o su capacidad para expresarlos.

10. Tu pareja rara vez es cariñosa

Antes te cogía la mano cuando paseabais juntos. Antes te daba largos abrazos y te acurrucaba en la cama.

Pero ahora tu pareja ha dejado de ser cariñosa. Cuando intentas abrazarla o besarla, se aparta rápidamente. Es como si tu contacto físico irritara o incomodara a tu pareja.

11. Tu pareja no te habla

Tu pareja parece estar perfectamente cómoda sentada en silencio con usted, y no de esa forma tan cercana y acogedora.

Responde con una sola palabra o gruñe con indiferencia a tus intentos de hablar. No se esfuerza por ampliar tus intentos de discusión, y mucho menos por entablar una conversación de forma proactiva.

Da la sensación de que tu pareja se aleja intencionadamente al negarse a comunicarse.

12. Tu pareja se cierra cuando intentas trabajar en la relación

Está claro que las cosas no van bien entre tu pareja y tú, y tú realmente quieres trabajar para mejorar vuestra relación.

Pero cuando te acercas e intentas hablar de los problemas, tu pareja no quiere saber nada.

O finge que todo va bien o se niega a hablar de la situación. De cualquier manera, usted sabe que su pareja ya no está comprometida con el fortalecimiento de su conexión.

13. Tu pareja se enfada cuando intentas dialogar

En lugar de cerrarse en banda o poner excusas cuando intentas dialogar, tu pareja intenta intimidarte enfadándose.

Utiliza el enfado como amortiguador para evitar que explores la verdad que se esconde tras su comportamiento y su actitud hacia ti.

La ira te mantiene a una distancia prudencial, incapaz de atravesar las defensas para comprender lo que realmente ocurre.

14. Tu pareja hace cosas para sabotear la relación

Tu pareja puede intentar distanciarse de ti buscando pelea o haciendo algo para enfadarte o disgustarte.

Si estás enfadado, él o ella no tiene que comprometerse o intentar conectar contigo porque «tú eres el que tiene problemas».

Tu pareja utiliza el enfado que provocó para construir un muro entre vosotros y crear una excusa perfecta para separarse.

15. Tu pareja no quiere hablar de vuestro futuro juntos

Cada vez que hablas de planes de futuro o de los sueños que tienes para los dos, a tu pareja se le ponen los ojos como platos. En el mejor de los casos, te da una respuesta ambivalente o incluso se niega en redondo a hablar de planes de futuro.

Las respuestas poco comprometidas de tu pareja te hacen sentir que no está interesada en vuestro futuro juntos y que ya no se siente lo suficientemente unida a ti como para hablar de objetivos y planes comunes.

Consejos para tratar con una pareja emocionalmente distante

Si estás experimentando algunos de estos signos de distanciamiento emocional de tu pareja, puedes sentirte desolado y confuso, preguntándote por qué tu pareja se está alejando y qué puedes hacer al respecto.

Es posible que redobles tus esfuerzos por llamar la atención de tu pareja y volver a ganarte su afecto y cercanía. Pero a veces esto resulta contraproducente y hace que su pareja se distancie aún más porque se siente culpable, abrumada o confundida.

Lo mejor que puedes hacer es pedirle a tu pareja que te acompañe a una terapia de pareja, donde podrás expresar con seguridad tus preocupaciones sobre el distanciamiento emocional de tu pareja, y tu pareja podrá explorar o revelar las razones por las que se está alejando.

El distanciamiento emocional no siempre significa el fin de una relación. A veces, una persona se separa emocionalmente debido a sus propios miedos, ansiedades u otras emociones que la distraen y le impiden estar totalmente disponible.

Incluso si el desapego es una señal de que tu pareja quiere poner fin a la relación, es mejor sacarlo a la superficie y afrontarlo honestamente en lugar de sufrir los dolorosos cortes diarios del rechazo emocional.

Reflexiones finales

El distanciamiento emocional en una relación altera la dinámica de la relación y afecta a cada miembro de la pareja. Es fundamental comprender los signos, los efectos y las posibles soluciones a este problema.

Con un esfuerzo constante, una comunicación abierta y orientación profesional, es posible hacer frente a estos problemas y devolver la relación a un estado de conexión emocional y comprensión mutua.

Te mereces una relación cercana, íntima y emocionalmente satisfactoria.

No permitas que el distanciamiento de tu pareja pase desapercibido y afecte a tus propios sentimientos de autoestima.

Reconoce lo que está ocurriendo y toma las medidas necesarias para abordarlo de forma directa y honesta.

Ir arriba