37 de las mejores ideas creativas para divertirse y relajarse

Tanto si has pasado por un periodo de sequía creativa como si buscas nuevas formas de expresar tu genio creativo, disfrutarás con la lista que hemos preparado para este artículo.

Después de todo, ¿qué daño puede hacer conocer ideas de proyectos creativos que podrían enriquecer tu vida y la de los demás?

O quizá lo que aprendas de un proyecto se traduzca en nuevas ideas para otro.

La posibilidad de cruzarse con estos proyectos creativos es lo que hace que puedan cambiar la vida.

Pero ¿qué hace que la creatividad sea tan poderosa en primer lugar?

ideas para divertirse

¿Por qué son importantes la creatividad y los proyectos creativos?

Antes de entrar en cómo potenciar la creatividad, es importante saber por qué es importante la creatividad.

Y conocer su por qué puede ayudarte a elegir la mejor idea para un proyecto propio.

Entonces, ¿qué puede hacer por ti la creatividad? Aporta:

  • Mayor conciencia de tu ser y de tu potencial creativo
  • Mayor confianza (cada nueva creación es una «victoria»)
  • Una nueva y mejor dirección para tu vida
  • Mayor energía y productividad
  • Mejor salud mental y emocional

Ser plenamente humano es abrazar y explorar nuestras capacidades creativas y ver adónde nos llevan.

No estarías leyendo este artículo si alguien no hubiera seguido una pista creativa e inventado las herramientas que estás utilizando ahora mismo.

¿Cómo puedes potenciar tu creatividad? ¿Y qué cosas creativas puedes hacer cuando estás aburrido? Tenemos las respuestas a ambas preguntas con nuestra amplia lista de proyectos creativos.

37 ideas creativas para proyectos

Disfrute de las siguientes 37 ideas creativas para su próximo proyecto.

Elige uno que te llame la atención y comprométete a probarlo al menos una vez.

Empieza, no prestes atención a las voces de «no sé si esto está saliendo como debería», y llévalo a término.

Sea como sea, has añadido una valiosa experiencia -una nueva victoria- y has enriquecido tu vida más que antes.

1. Crea un collage con tu lista de cosas que hacer antes de morir

Coge cartulinas y revistas (las que probablemente tengan lo que quieres) y recorta imágenes que representen elementos de tu lista personal de deseos.

Pueden ser imágenes de un castillo irlandés, una canoa en medio de un lago sereno, un paracaidista, un ciclista en un sendero sudamericano o cualquier cosa que te llame la atención.

Haz este collage sobre las experiencias que quieres tener en tu vida.

2. Escribir ficción flash

Tal vez hayas leído muestras de escritura de ficción flash en las redes sociales y hayas pensado: «Yo podría hacer eso».

Así que toma una idea -tuya o de otra persona- y empieza a escribir tu propia historia cautivadora en 1.000 palabras o menos.

Sea como sea, tendrás una obra de ficción flash terminada y una idea más clara de si te apetece crear más.

3. Escribe un poema

Tanto si le atrae más el verso libre como la poesía que rima, todo el mundo debería intentar escribir un poema al menos una vez.

Elige un estilo poético -coplas rimadas, un soneto o algo inspirado en Shel Silverstein- y empieza por plasmar tus pensamientos en la página.

A continuación, afina cada frase para que se ajuste al estilo elegido o hasta que te parezca natural y «poética».

4. Escribe una declaración de principios personal

¿Cómo influyen tus creencias más firmes en tus intenciones para tu vida y tu impacto en el mundo?

Anota esas ideas y afínalas para crear una declaración de principios personal clara, centrada y elocuente.

El mero hecho de escribir esto te ayudará a reencontrarte con la persona que eres en el fondo. Y puede que te lleve a hacer algunos cambios necesarios.

5. Escribe una carta al Universo

Escribe una carta al Universo -dirigiéndote a él como prefieras- sobre tus frustraciones, sobre lo que quieres que se desarrolle en tu vida y sobre cómo ves la vida que quieres vivir.

Tus propias palabras, junto con tu inversión emocional, dan fuerza a la carta.

Cuando hayas terminado, puedes quemarlo, triturarlo o «enviarlo por correo» a una cajita sellada que hayas preparado para tal fin.

Entonces deja de preguntar y confía en que la vida que deseas está tomando forma.

6. Conviértete en una máquina de ideas

Durante al menos una semana, proponte hacer una lista diaria de diez ideas para algo.

Esta idea se la debemos a James Altucher, y merece la pena probarla al menos una vez.

Sabemos que te sorprenderá la cantidad de ideas que se te ocurren cuando te lo propones.

Y al menos algunas de esas ideas serán puro oro creativo.

7. Dibuja zentángulos

Los libros para colorear no son la única forma de relajarse mientras se crea arte.

Aprende a crear zentángulos y descubre cómo pueden convertirte en una persona más atenta y artística.

Comparte tus diseños con los demás e inspírate en lo que ellos compartan. Quién sabe a qué puede llevarnos?

8. Crea poesías blackout

Elige un libro al azar o un ejemplar extra de un libro que te guste y, página por página, rodea con un círculo o subraya las palabras que quieras para tu poema blackout.

A continuación, utiliza pintura o un rotulador para tachar todo lo demás.

Cada libro aporta tantas ideas para poemas como páginas de texto tiene.

9. Planea una broma inofensiva o una sorpresa

Piensa en una sorpresa o una broma inofensiva que puedas planear y que mejore el día (o la semana, etc.) de alguien.

Al fin y al cabo, ¿de qué sirve una broma si no hace saber a la otra persona que consideras que merece la pena el tiempo y el esfuerzo que te ha llevado planear una sorpresa que le encantará o le hará reír?

Dicho esto, probablemente sea mejor implicar a más de una persona para asegurarse de que la sorpresa o la broma planeadas no causen más daño que beneficio.

10. Audición para un papel en una producción teatral de la comunidad

Si siempre te has sentido atraído por el escenario, ¿por qué no pruebas a participar en una producción teatral local?

Si le gustan los disfraces y disfruta confeccionándolos, ¿por qué no te ofreces voluntario para ayudar entre bastidores?

Aunque no consigas un papel protagonista, vivirás una experiencia que de otro modo no tendrías.

Y podría dar lugar a otra apasionante salida creativa.

11. Escribe tu propia versión de «Keep calm and….»

En la vida creativa, a menudo te enfrentarás a la frustración y el agobio, pero no tienes por qué dejar que te venzan.

Piensa en lo que le dirías a tu yo más joven cuando te enfrentaras a un reto y conviértelo en una frase del tipo «Mantén la calma y…».

A continuación, convierte esa declaración en un póster (impreso o digital), utilizando una herramienta como Canva.com, y colócalo en algún lugar donde lo veas a menudo.

12. Haz figuras de origami

Tanto si pliegas 1.000 grullas de papel como si creas representaciones en origami de su animal espiritual (o el de otra persona), se trata de una forma de arte relajante que produce resultados tangibles (y compartibles).

Deja uno a los anfitriones como agradecimiento por su hospitalidad.

Añade una criatura de origami personalizada a cada regalo que hagas. O decora tu casa con elaboradas creaciones de origami.

13. Crear un libro ilustrado para niños

Si tiene hijos y le gusta contarles cuentos o leerles, ¿por qué no crea un álbum ilustrado infantil para ellos?

Escribe la historia, divídela en escenas de una o dos frases y haz un dibujo (no hace falta que sea perfecto) para acompañar cada escena.

Ponlo todo junto en un libro que puedas publicar tanto en formato digital como impreso, utilizando tus propias ilustraciones o las de otra persona. Asegúrate de comprar al menos un ejemplar para cada uno de tus hijos.

14. Crea un álbum de recortes

Si tiene sobres llenos de fotografías de sus viajes, de reuniones familiares o de otras experiencias memorables, ¿por qué no creas un álbum de recortes artístico para exponerlas?

Pocas personas van a querer mirar un sobre tras otro de fotos variadas, pero la mayoría sentirá curiosidad por un álbum de recortes que hayas montado.

Haz una fiesta, aunque trabajes solo. Pon tu música favorita y vístete con ropa acorde con tu estilo. Y celebra la finalización de cada álbum de recortes.

15. Crea un menú semanal alrededor del mundo

Si ha querido probar a preparar platos auténticos de todo el mundo, tómate al menos una semana y elige recetas que procedan de países distintos al tuyo.

Prepara un plato nuevo cada día o, si tienes sobras, cada dos días.

Toma nota de los platos que te gustan a ti y a los demás miembros de tu familia, para poder volver a prepararlos.

16. Haz ganchillo, punto o cose un regalo para alguien

Saca tus ganchos o agujas y crea algo útil o adorable para alguien.

A lo mejor siempre has querido probar a tejer animales amigurumi a ganchillo o una bufanda infinita.

O tal vez le hayas echado el ojo a ese par de zapatillas que tu amiga hizo con retales de hilo.

Tal vez estés impaciente por hacer tu primera colcha.

Sea lo que sea, reúne tus materiales y ponte manos a la obra.


Artículos que te pueden interesar:

21 cosas que te apasionarán este año

50 hobbies interesantes para probar este año


17. Recoger y pulir rocas

¿Alguna vez ha recogido piedras de la orilla de un lago, de senderos naturales o de otros lugares al azar, simplemente porque le llamaban la atención y despertaban tu imaginación?

Si es así, probablemente te gustaría tener una excusa para pulir tus hallazgos y exponerlos, compartirlos o venderlos.

Necesitarás un vaso para piedras con arenilla y pulimento y un lugar donde guardar o exponer tus nuevas gemas.

Eso sí, asegúrate de no utilizar piedras de jardinería que haya pagado otra persona.

18. Crear un nuevo diario (centrado en un interés particular)

Si no encuentras el diario adecuado en las tiendas cercanas (o en Internet), ¿por qué no diseñas uno propio?

Elige un diseño de portada que te guste y diseña el interior (las páginas) como más te guste.

Canva (gratuito) y MS Word u Open Office te lo ponen fácil.

Entonces sólo tienes que publicarlo y encargarte un ejemplar.

19. Plantar un huerto (al aire libre o en la cocina)

Si siempre has querido tener un jardín floreciente, no hace falta que empieces por algo grande.

Consigue una caja de madera (con paredes sólidas) y llénala de tierra para macetas para crear un pequeño huerto elevado.

O cómprate un juego de pequeñas macetas de terracota para un huerto de hierbas aromáticas.

Colócalas en un lugar donde reciban todo el sol que necesiten y donde las veas con la suficiente frecuencia como para acordarte de regarlas.

20. Aprende a dibujar o pintar y crea tu propio arte mural

Se puede aprender mucho de los vídeos de YouTube, así que si quieres mejorar tus habilidades de dibujo o pintura, busca algunos tutoriales relacionados con el tipo de arte que te gustaría crear.

Compra las herramientas y los materiales que necesites y disfruta convirtiendo tus imágenes mentales e ideas en obras de arte.

21. Aprende fotografía y cuelga tus mejores fotos en Internet

Si te gusta usar la cámara, ya sea la de tu teléfono o la de un fotógrafo profesional, ¿por qué no conviertes un día (o varios) en una especie de expedición a un lugar que siempre has querido explorar?

Haz todas las fotos que quieras y, cuando acabes el viaje, elige tus favoritas y muéstralas en tu página web o imprímelas para ponerlas en un álbum de fotos o un álbum de recortes.

22. Hacer joyas

Para ello, puedes asistir a un curso o aprender con tutoriales en línea cómo encontrar y elegir herramientas y materiales para hacer joyas y convertirlas en un objeto de recuerdo.

Una vez que le cojas el truco a crear tus propias pulseras, pendientes, collares, etc., podrás hacer una gran variedad de regalos hechos a mano tanto para hombres como para mujeres.

Y siempre que tengas una idea para una nueva pieza, sabrás que puedes crearla tú mismo.

23. Crea tu propio estilo personal

Puede que te hayas acostumbrado a vestir de una forma que le sienta bien a otra persona.

Pero si nunca has tenido la oportunidad de crear tu propio «look», uno que te haga sentir más plena y naturalmente tú misma, ahora es el momento de crearlo.

Si tienes la oportunidad de ir de compras (sola o con una amiga de confianza), tómate tu tiempo para probarte las prendas que más te atraigan.

No pares hasta que tengas un look completo que te encante. A partir de ahí, puedes ir ampliando tu colección de estilos en función de lo que te guste.

24. Empieza un diario que te cambie la vida

Tienes un diario nuevo y precioso que aún no has usado, y es demasiado bonito para usarlo para notas al azar y garabatos de desahogo.

Así que elige una intención para ese diario: ser más agradecido, vivir con más atención o registrar pruebas de que la vida que pediste al Universo está tomando forma.

Dale a este diario un propósito especial y déjalo claro en la primera página.

25. Haz una casa/comedero para pájaros

Si quieres dar a los pájaros de la zona una excusa para ponerse cómodos frente a la ventana de tu cocina, ¿por qué no construyes una pajarera o un comedero para pájaros que pueda colgar cerca?

Consigue una casita de pájaros ya hecha para decorarla o crea la tuya propia con trozos de madera, un cartón de leche o cualquier otra cosa.

Asegúrate de que los materiales que utilices no sean tóxicos para los pájaros (ni para las ardillas, que probablemente encontrarán el camino).

26. Toma clases de cerámica

Si siempre has querido crear cuencos de aspecto artístico con un torno de alfarero, no dudes en apuntarte a un curso de alfarería, ya sea en una universidad local o en tu distrito escolar.

Esta es otra forma de arte que se traduce fácilmente en ideas de regalos artesanales.

Piensa en ello la próxima vez que alguien te diga que le vendría muy bien una ensaladera grande o un lugar donde dejar las llaves.

27. Ordena tu espacio vital

Deshazte del desorden de tu espacio vital y haz más visibles las cosas que te aportan alegría.

Deja sitio para espacios abiertos y para cosas que te guste mirar.

Y una vez que hayas conseguido que tu habitación tenga el aspecto que deseas, dedica unos minutos cada día a ordenar y a estar pendiente de los «imanes del desorden» de la habitación.

28. Compra (o construye) y amuebla una casa de muñecas

Si estás diseñando mentalmente la casa de tus sueños, pero mudarte sigue siendo una posibilidad lejana, ¿por qué no compras o construyes una casa de muñecas y la amueblas como más te guste para crear un tablero de visión interactivo en 3D?

Compra o crea muebles para la casa de muñecas, trozos de moqueta para los suelos, armarios, etc.

No todo el mobiliario tiene que ser macizo. También puedes recortar y plastificar imágenes de revistas y pegarlas donde quieras.

29. Replantea el espacio de la pared

Quita de tus paredes todo lo que no te sirva (o sea feo) y sustitúyelo por cosas que te guste mirar y que te hagan la vida mejor.

Y aunque el arte agradable a la vista nunca viene mal, las nuevas incorporaciones no tienen por qué ser artísticas para ser creativas.

Sustituye todo lo que te da escalofríos por algo que te haga sonreír y sentirte más creativo.

30. Rediseña tu cuarto de baño (o tu cocina, dormitorio…)

Elija una nueva combinación de colores o un nuevo tema para el cuarto de baño que más utilice, cree un plan de transformación en varios pasos y empiece desde el principio.

Busca piezas que encajen con el estilo y los colores que has elegido, y poco a poco (o tan rápido como quieras) haz los cambios que desees.

Después, celebra su nuevo aspecto y piensa en otras habitaciones que puedas conquistar.

31. Crea una «caja de cumpleaños» personalizada para alguien

Recoge regalos pequeños y bien pensados para una persona concreta -cosas que sabes que disfrutaría o apreciaría- y colócalos en una caja, una cesta u otro recipiente que tenga un significado especial para ella.

Puedes adjuntar una nota breve o una que explique por qué elegiste los artículos y dónde los encontraste.

Deja claro que consideras que esa persona merece el tiempo y la energía que has dedicado a crear su caja de cumpleaños.

32. Haz un mosaico

Disponiendo pequeñas piezas de vidrio, piedra o azulejo, puede crear una impresionante obra de arte, un tablero de mesa único o un sinfín de bellas superficies.

Puedes reunir tus propias piezas de material e idear un diseño o comprar un kit. Aunque esta manualidad requiere paciencia, el trabajo te resultará relajante y divertido.

33. Redecorar una habitación

¿Tu habitación favorita empieza a parecer cansada y anticuada? Empieza a ojear revistas de diseño y visita Houzz para inspirarte y buscar ideas.

Fija tu presupuesto y busca formas creativas y asequibles de actualizar la habitación para que refleje tu estilo.

34. Hacer tarjetas de felicitación a mano

¿Quién necesita a Hallmark cuando puede crear una bonita tarjeta hecha a mano? Una tarjeta hecha por ti no sólo expresa tus sentimientos, sino que también demuestra que te has tomado el tiempo y el esfuerzo de crear algo exclusivo para el destinatario.

Echa un vistazo a Pinterest para ver algunas ideas bonitas para hacer tarjetas. Este es un proyecto divertido para ti y traerá alegría a los que reciben las tarjetas.

35. Prueba a pintar por números

Los kits de pintura por números han experimentado un resurgimiento durante la pandemia, y los kits de pintura son más elaborados e interesantes que los antiguos kits que tenías de niño.

Si te encantaría pintar pero no te sientes con la habilidad necesaria para crear una obra maestra, empieza con un kit de pintura por números. Te sorprenderá el cuadro digno de una pared que terminarás.

36. Haz máscaras faciales únicas

Las mascarillas pueden ser un accesorio permanente para todos nosotros. Así que, ¿por qué no aprender a hacer máscaras creativas y personalizadas que puedas regalar a tus familiares y amigos? Hay un montón de tutoriales que te enseñarán a coser este sencillo proyecto.

Diviértete eligiendo telas interesantes basadas en la personalidad o los intereses de las personas para las que las hagas.

37. Crear un tablero de visión

Los tableros de visión son representaciones físicas de tus metas y sueños. Este proyecto creativo es a la vez una manualidad divertida y una valiosa herramienta para ayudarte a hacer realidad tus sueños.

El vision boarding consiste en buscar palabras e imágenes en revistas y encontrar otros elementos decorativos para pegarlos en un póster o una plancha de espuma. Todos estos objetos representan elementos de lo que quieres conseguir en la vida real.

¿Te han inspirado estas ideas de proyectos creativos?

Una vez que adquieras reputación por crear artículos artesanales y bien pensados, es probable que recibas peticiones de conocidos que se preguntan: «¿Qué tienes pensado para mí?».

En cualquier caso, no está de más que la gente vea que te encantan los proyectos creativos y las ideas creativas.

Es bueno que siempre busques nuevas formas de explorar tu potencial y desarrollarte plenamente.

Estos proyectos pueden ayudar, y también pueden conducir a otros.

Esperamos que explores tantos como sea posible y que disfrutes del proceso al menos tanto como nosotros hemos disfrutado creando este artículo para ti.

Que tu creatividad sin límites y tu consideración influyan en todo lo que hagas hoy.

Ir arriba