Cómo ganar confianza y sentirte bien en tu propia piel

¿Hay momentos (quizá más de los que te gustaría admitir) en los que te sientes inseguro por tu falta de confianza?

Te preocupa cómo ganar confianza en tu vida personal o profesional?

La mayoría de las personas sufren de vez en cuando una pérdida de confianza en sí mismas.

Pero a veces la falta de confianza puede ser como un sarpullido.

No puedes quitarte la sensación de que te falta algo de confianza que todos los demás parecen tener.

  • Quizá te sientas inseguro por tu aspecto o tu peso.
  • Quizá temes no ser tan inteligente o culto como crees que deberías ser.
  • Quizá pienses que no tienes las habilidades sociales necesarias para conocer a una pareja romántica.
  • Quizá te preocupa no tener lo que hay que tener para triunfar en tu trabajo.
  • Tal vez pienses que la vida está en tu contra y no sabes cómo cambiarla.

La verdad es que todos tenemos puntos débiles, áreas en las que necesitamos mejorar e incluso aspectos inmutables de nuestra personalidad o apariencia que pueden hacernos sentir inseguros.

Pero no dejes que esas inseguridades arrastren tu confianza por el barro.

Puedes aceptar tus inconvenientes y contratiempos, mejorar y cambiar lo que puedas y vivir con la confianza suficiente para encontrar la felicidad y el éxito en la vida.

¿Quiere saber cómo? Sigue leyendo.

[toc]

¿Qué es la confianza en uno mismo y por qué es importante?

La confianza es una seguridad interior fuerte y tranquila de que eres capaz de triunfar.

La confianza también es una habilidad que puede aprenderse practicando actividades que fomenten la confianza.

Exudar confianza es tan valioso que otras personas lo consideran una característica definitoria. Los estudios confirman que la gente prefiere la confianza a la experiencia, y puedo decir por experiencia personal que es cierto.

Y que quienes tienen un alto nivel de confianza ganan más dinero, tienen mejores relaciones y disfrutan de más éxito personal y profesional que quienes no lo tienen.

No cabe duda de que las personas que rebosan confianza en sí mismas tienen muchas ventajas en la vida.

Por desgracia, muchas personas sufren de vez en cuando falta de confianza en sí mismas.

A algunas personas les puede resultar difícil encontrar la cantidad adecuada de confianza, ya que demasiada puede llevar a la arrogancia y demasiado poca puede impedirle alcanzar el éxito.

Tener el equilibrio adecuado de tenacidad, aplomo, audacia y humildad es la receta para una personalidad segura de sí misma.

Las dos cosas principales que se necesitan para tener confianza en uno mismo son la autoeficacia (creer en tus capacidades) y la autoestima. La autoeficacia se adquiere cuando uno se ve a sí mismo consiguiendo sus objetivos y teniendo éxito en las cosas que hace.

Beneficios de la confianza en uno mismo

Las personas que tienen confianza en sí mismas son capaces de rendir al máximo cuando se les pone a prueba. Muestran dotes de liderazgo y tienen una presencia que llama la atención.

También suelen ser personas más felices y con una actitud positiva. De hecho, las personas seguras de sí mismas suelen tener menos pensamientos negativos y sentimientos de duda.

Las personas seguras de sí mismas suelen gozar de mejor salud mental y física.

Con confianza, te sientes más relajado y desenvuelto en situaciones sociales y te resulta más fácil entablar amistades y relaciones de negocios.

Las personas seguras de sí mismas son más atractivas para sus posibles parejas y suelen tener mejores relaciones. La confianza en uno mismo suele ser una de las cualidades más sexys que se aprecian en una persona.

La energía positiva de la confianza te impulsa a actuar para conseguir tus objetivos y alcanzar el éxito más rápidamente.

Cómo ganar confianza con estas 10 estrategias

1. Gana confianza haciendo que sea una habilidad que puedas aprender

El ADN tiene algo que ver con la confianza, pero no todo. La confianza en uno mismo es una habilidad que puedes aprender, practicar y mejorar con el tiempo.

La ciencia del cerebro ha demostrado que la repetición de pensamientos y acciones realmente reconfigura las vías neuronales para fomentar cambios cuantificables. Cuando practicas acciones y pensamientos de confianza repetidamente, con el tiempo empezarás a generar confianza.

Además, cuantas más acciones realices con confianza y más éxitos consigas como resultado, más seguro te sentirás.

El mero hecho de conocer este dato debería darte una inyección de confianza.

El hecho de que no te sientas seguro hablando, conociendo mujeres o yendo a fiestas no significa que nunca te sientas seguro haciendo estas cosas.

2. Reconoce que la baja confianza no te define

Cuando te falta confianza en una parte de tu vida, puedes empezar a sentirte como un perdedor. Pintas toda tu vida con una amplia pincelada de inseguridad y duda.

Los sentimientos de poca confianza en uno mismo, aunque estén basados en alguna verdad, no definen toda tu vida ni tu valía esencial.

A todo el mundo le falta confianza de vez en cuando, y la mayoría de las personas tienen focos de inseguridad que les frenan. No hace falta ser perfecto para tener éxito.

De hecho, puedes tener confianza en ti mismo a pesar de tus imperfecciones. La confianza es un estado mental que te permite superar los fracasos y los defectos e incluso aprender de ellos.

3. Comprender la causa fundamental de la baja confianza

A menudo, la falta de confianza se debe a una situación. Algo ha ocurrido en el pasado para minar tu confianza en el presente.

Si fracasaste en un gran discurso, es natural que te falte confianza para el siguiente intento. Si tu negocio se ha hundido, es difícil reunir el valor necesario para lanzar una nueva empresa.

Otras veces, la baja confianza tiene raíces más largas y profundas o está relacionada con tu personalidad. Tu hermana se burlaba incesantemente de tu estatura, así que cuando creciste nunca te sentiste lo suficientemente alto como para atraer a las mujeres. Eres más bien introvertido y eras tímido de niño, así que nunca te has sentido cómodo en grupos grandes.

Al examinar las razones que subyacen a tus problemas de autoconfianza, adquieres cierto control sobre ellos. Cuando reconoces la causa raíz, ésta deja de tener el mismo poder.

Que haya un origen para tus inseguridades no significa que estés atrapado en ellas para siempre y que no puedas tener confianza en ti mismo.

4. Ganar confianza superando las creencias limitantes

Los problemas de confianza coyunturales o a largo plazo nos hacen creer ciertas cosas sobre nosotros mismos.

Los fuertes sentimientos negativos asociados al fracaso, la vergüenza o el bochorno, nos hacen recelar de pisar una potencial mina terrestre emocional.

Para qué tentar a la suerte si es posible que volvamos a caer de culo. Empezamos a aceptar nuestras creencias limitantes como una realidad.

Estos sentimientos negativos son naturales, pero no siempre son verdaderos, y están frenando tu potencial.

Puede que antes hayas metido la pata en un discurso, pero ahora sabes en qué te equivocaste y lo corregirás. Eres capaz de hablar con éxito.

Puede que tu hermana se burle de ti por ser bajito, pero no todas las mujeres piensan igual. Puede que seas introvertido, pero puedes actuar en contra de tu tipo de personalidad y sentirte cómodo hablando con los demás.

El cambio y el crecimiento siempre son posibles. Solo tienes que cambiar tu mentalidad sobre tus creencias.


Artículos que te pueden interesar:

15 cualidades de una persona dinámica

51 de las frases más inspiradoras que te harán ganar confianza


5. Reconoce tu falta de confianza

Aunque te resulte doloroso, reconoce plenamente que tu falta de confianza te está limitando. Ser sincero contigo mismo puede ayudarte a tener el valor de seguir adelante.

Si pudieras hablar con confianza en las reuniones, rendirías más en el trabajo y te tendrían en cuenta para proyectos más desafiantes o ascensos.

Si das a las mujeres la oportunidad de conocerte, a pesar de tu estatura, puede que conozcas al amor de tu vida. Si te esfuerzas un poco más por hacer amigos, puede que tengas la vida social que realmente deseas.

Imagina cómo podría ser tu vida si no tuvieras poca confianza en ti mismo. Imagina cómo podrías ser más feliz, tener más éxito, estar más seguro económicamente o sentirte más realizado.

6. Ganar confianza centrándose en las soluciones

Una vez que reconozcas lo que te falta sin confianza, concéntrate en actividades específicas de fomento de la confianza, pasos que puedes dar para mejorar.

En lugar de obsesionarte con lo negativo, toma las riendas del problema motivándote y centrándote en cómo conseguir confianza en ti mismo.

Haz una lluvia de ideas sobre cómo puedes mejorar tus sentimientos de seguridad en ti mismo. Habla con un amigo o consejero para obtener una perspectiva diferente de tus inseguridades y de cómo puedes abordarlas.

Cree que el cambio es posible y que tienes lo que hace falta para mejorar.

7. Gana confianza dando pequeños pasos

Si aceptas la premisa de que el cambio es posible, de que puedes aprender las habilidades de la autoconfianza, entonces empieza a dar pequeños pasos para reforzar tu confianza.

Exponte en incrementos manejables a aquello que temes. Determina las acciones que puedes emprender en las próximas semanas relacionadas con el área en la que quieres mejorar tu autoestima.

Por supuesto, al principio te sentirás inseguro e incómodo, pero cuanto más practiques estas acciones, más fácil te resultará.

Por ejemplo, si tienes miedo a hablar en grupos de gente nueva, practica a decir pequeñas cosas a los desconocidos que te encuentres en el día a día, como el dependiente del supermercado o el cajero del banco.

Haz esto durante un tiempo y luego aumente el reto pidiendo unirte a una pequeña cena o yendo a un evento de grupo y hablando con algunas personas nuevas.

La clave aquí es la práctica regular en entornos de bajo riesgo. A continuación, aumenta la dificultad de los retos que te propongas. Es probable que tengas algunos baches en el camino o momentos en los que te des la vuelta y salgas corriendo.

No te castigues por ello ni lo utilices como excusa para rendirte. Inténtalo de nuevo y descubrirás cómo sentirte seguro con el tiempo y la práctica.

8. Gana confianza practicando la gratitud

A veces, cuando estamos tan centrados en nuestros problemas y retos, nos olvidamos de todas las cosas buenas que tenemos. Una confianza débil puede hacerte sentir que toda tu vida está definida por tus inseguridades.

Los estudios han confirmado que una práctica activa de la gratitud puede hacerte más feliz y ayudarte a relativizar tu problema de autoestima.

Una de las mejores formas de practicar la gratitud es escribir un diario de gratitud. Cada día, escribe sobre algo en tu vida por lo que estés agradecido. Escribe también las cualidades y dones que posees y por los que estás agradecido.

Cuando destaques los aspectos positivos de tu vida, las áreas de baja confianza no te parecerán tan desalentadoras.

9. Utiliza el ejercicio para ganar confianza

Una de las formas de sentirse seguro de uno mismo es estar en forma y sano. El ejercicio te da poder. Te hace tener mejor aspecto y sentirte mejor. Te saca del letargo y aumenta tu energía.

La falta de confianza puede agotarte y hacerte sentir deprimido. El ejercicio es el antídoto perfecto contra estos sentimientos. Si no haces mucho ejercicio, empieza por dar un pequeño paseo durante el día. Añade un poco de entrenamiento de fuerza con pesas de mano o haciendo algunas flexiones.

Aumente poco a poco la cantidad de ejercicio que haces a diario e intenta aumentar la intensidad a medida que te vayas poniendo en forma.

10. Utiliza la visualización para mejorar tu confianza

La visualización es una técnica mental que utilizan los deportistas, los profesionales y cualquier persona que busque un resultado concreto para apoyar sus esfuerzos en la consecución de dicho resultado.

Con la visualización, visualizas mentalmente todos los pasos que darás para tener éxito y luego te imaginas alcanzando el objetivo final. Este ejercicio no sólo te hace sentir mejor. Produce resultados.

Dedica tiempo cada día a visualizar resultados positivos y los pasos que darás para conseguirlos. Visualízate a ti mismo actuando con confianza y haciendo las cosas.

Si quieres ganar confianza, empieza por creer que es posible. Y lo es. Es una habilidad que no requiere ningún título ni ningún talento especial. Sólo requiere práctica, determinación y algo de paciencia.

No permitas que la falta de confianza te impida vivir la calidad de vida que realmente eres capaz de disfrutar. La confianza es simplemente un estado de ánimo, un sentimiento que tienes el poder de cambiar.

¿Cuál es tu nivel de confianza?

¿Puede responder «Sí» a las siguientes preguntas de la prueba de confianza?

1. Cuando se trata de logros y éxitos, en general confío en mi capacidad de éxito y espero buenos resultados.

2. En entornos sociales, me siento completamente seguro al entrar en una habitación llena de gente nueva y conversar con facilidad.

3. Cuando se trata de probar cosas nuevas o asumir riesgos, casi siempre estoy dispuesto a intentarlo y no me preocupo mucho si no sale bien.

4. Cuando se trata de probar cosas nuevas o asumir riesgos, casi siempre estoy dispuesto a intentarlo y no me preocupo mucho si no sale bien.

5. A la hora de tomar grandes decisiones o resolver problemas, siempre confiaré en mi propio juicio, intuición y habilidades, sabiendo que soy tan capaz como cualquier otra persona.

Reflexiones finales

Si necesitas aumentar tu confianza, recuerda que la confianza es una habilidad que puedes practicar y mejorar cada día.

Elige una o dos de estas acciones en las que centrarte y lleva un diario en el que registres cómo aumentan tus sentimientos de confianza. El mero hecho de ver cómo aumenta tu confianza en ti mismo hará que aumente aún más.

Espero que te sirvan estos pasos sobre cómo ganar confianza en tu vida personal y laboral.

¿Qué consejos de confianza le han resultado más positivos e inspiradores?

Ir arriba