33 de los mejores temas y preguntas para conversaciones triviales

¿Te has encontrado alguna vez en esa temida situación en la que estás cara a cara con un conocido o un desconocido y te ves obligado a entablar algún tipo de conversación?

Tanto si esperabas estar con esa persona como si no, ahora estás atrapado en el momento, intentando encontrar temas de conversación y luchando por saber exactamente qué decir.

¿Qué tal el fin de semana? ¿Qué opinas del tiempo?

¿Tiene planes para el verano?

La perspectiva de mantener estas breves conversaciones puede provocar ansiedad, ya que hay que intentar decir lo suficiente sin equivocarse.

Repasemos algunos temas de conversación que puede plantear en estas situaciones incómodas y que no parecerán ni forzados ni incómodos.

¿Qué es una conversación trivial?

La cháchara es la conversación cortés (y a veces superficial) que se mantiene durante las interacciones sociales.

Cuando se entabla una conversación trivial, generalmente se abordan temas poco importantes y no controvertidos, y la conversación no suele desviarse hacia temas más profundos o profundos.

Este tipo de conversaciones se producen entre personas que no son especialmente cercanas, como dos invitados a una cena o un compañero de trabajo en el ascensor.

Con los temas de conversación informal, la gente intenta encontrar puntos de auténtico acuerdo con alguien a quien no conoce lo suficiente como para profundizar en una conversación más sustanciosa.

Aunque esta cháchara ociosa no transmite ideas importantes ni hace participar a tu mente analítica, eso no significa que no sea importante. Cumple la función social de estrechar lazos a través de la información.

¿Qué ejemplos hay de conversaciones triviales?

Supongamos que una amiga (Sara) te ha invitado a una fiesta. No conoces a nadie, excepto a Sara, que te presenta a una persona nueva llamada José. A continuación te explicamos cómo entablar una conversación trivial cuando conoces a alguien nuevo:

Tú: Hola José, encantado de conocerte.

José: Encantado de conocerte, también.

Tú: Entonces, ¿hace mucho que conoces a Sara?

José: Sí, trabajamos juntos desde hace unos años.

Tú: ¿Ah, sí? ¿También te dedicas al marketing?

José: No, estoy en TI, pero me coordino mucho con el equipo de Sara. ¿Y tú? ¿A qué te dedicas?

Tú: Estoy en la comercialización, también, para una emisora de radio deportiva.

José: Oh, genial. Suena divertido. ¿Viste el partido anoche?

Tú: ¡Por supuesto! Que nervios pasé!.

Como ves, la conversación trivial se desarrolla a partir de un punto en común: en este caso, la relación con Sara. Pero a veces el hilo de una conversación trivial puede estancarse cuando se llega a un final natural del tema inicial.

Por eso es tan valioso desarrollar tus habilidades y tener a mano iniciadores de conversaciones triviales cuando sientas que la conversación decae.

¿Por qué es importante hablar poco?

Los estudios demuestran que las conversaciones triviales son necesarias para establecer vínculos con otras personas.

Si se hace correctamente, entablar una conversación trivial con alguien puede sentar las bases de una posible relación con esa persona.

Ayuda a demostrar tu estilo de comunicación, lo que puede ser una forma eficaz de desarrollar y ampliar tus redes personales y profesionales.

Participar en conversaciones triviales también te hace simpático. La gente se siente atraída por quienes tienen la confianza suficiente para entablar una conversación cómoda.

Es importante recordar que las conversaciones triviales no son sólo un método de comunicación y una forma de llenar un vacío incómodo. También es un gesto de respeto que la mayoría de la gente aprecia.



Cómo utilizar la conversación trivial

¿Cómo hacer que una conversación trivial resulte interesante para que se convierta en un vínculo más profundo? Echemos un vistazo a algunos temas y preguntas de conversación trivial que puedes tener en cuenta para las ocasiones sociales.

Anota algunos de estos consejos y guárdalos en su bolso o cartera para poder consultarlos poco antes de tu próxima interacción con alguien.

9 buenos temas de conversación

Seleccione algunos de estos 9 ejemplos de conversaciones triviales para tu próxima conversación:

1. El tiempo

Sí, hablar del tiempo parece aburrido, pero es un buen tema neutro con el que todo el mundo puede identificarse.

Incluso si el tiempo no es especialmente importante en ese momento, puede ser un buen tema de conversación. Algunas cosas que puedes decir son:

  • Hace un buen día, ¿no crees? Pensé que llovería.
  • Parece que te has traído el buen tiempo contigo.
  • ¿Te puedes creer el frío que hace? Creía que era primavera.

También puedes preguntar a alguien por el clima de su ciudad.

  • ¿Es muy diferente el clima de aquí al de donde usted creció?
  • ¿Qué clima prefiere? ¿Por qué?
  • Si pudiera vivir en cualquier lugar en función del tiempo que haga, ¿dónde viviría?

2. Deportes

Algunas personas saben más de deportes que otras, así que hay algunas reglas generales que hay que tener en cuenta antes de hablar de deportes.

Tu quieres conocer a tu público, así que este tema puede ser mejor para personas con las que te has cruzado en el pasado. También puedes empezar la conversación con: «¿Te gustan los deportes?» o «¿Viste el partido anoche?».

Mantener una conversación entusiasta sobre tu equipo favorito puede ser divertido, pero no dejes que se acalore si tú y tu interlocutor no estáis de acuerdo en algún aspecto de la discusión deportiva.

Si ves que la conversación está tomando un cariz tenso, cambia rápidamente de tema y busca un área en la que conectéis mejor.

3. Entretenimiento

Algunos temas de entretenimiento que son eficaces para iniciar una conversación y buenos temas de conversación son:

  • Películas
  • Programas de televisión
  • Restaurantes locales
  • Música
  • Libros

Para estar preparado para hablar de estos temas, mantente al día de lo que está de moda y es popular en estas categorías temáticas. Refresca tu memoria sobre el último libro que has leído y el último restaurante que has probado.

Pregúntale a la otra persona si ha visto alguna buena película o serie de Netflix últimamente o si ha escuchado música nueva que merezca la pena compartir.

Habla de tu libro si crees que puede interesar a la otra persona, o pregúntale si lo has leído. Es una forma rápida de encontrar puntos en común.

4. Cocina

La comida es uno de los mejores temas de conversación porque todo el mundo se siente identificado con ella.

Pregúnteles qué restaurantes de la zona les gusta frecuentar y cuáles son los mejores platos que ofrecen. Si no son aficionados a salir a comer fuera, pregúntales qué (o si) les gusta cocinar.

O, si estás en un evento, di algo positivo sobre la comida que invite a una respuesta. Por ejemplo: «La tarta nupcial es preciosa. ¿De qué sabor crees que es?» o «¿Has probado los pasteles de cangrejo? Son los mejores que he probado nunca».

5. Trabajo

Hablar de trabajo es una forma natural de iniciar una conversación, porque casi todo el mundo ha tenido una carrera o trabaja actualmente.

Compartir las trayectorias profesionales os permite encontrar áreas de interés y conexión comunes. Puede que descubras que conoces a las mismas personas o que tus responsabilidades laborales tienen algunas similitudes.

También es interesante aprender más sobre un campo profesional que no has seguido o experimentado antes.

Sin embargo, hablar de tu profesión puede ser complicado, porque no querrás que la conversación se convierta en una aburrida explicación de lo que ambos hacéis mientras os miráis con los ojos vidriosos.

Hazlo interesante e inesperado preguntando algo como: «¿Qué habilidad utilizas más a menudo en tu trabajo?» o «¿Cuál es tu aspecto favorito de tu trabajo?».

6. Aficiones

Intente conocer las pasiones de la otra persona. La gente suele entusiasmarse cuando habla de las cosas que le gustan, y esto te dará la oportunidad de conectar con la persona a un nivel más personal.

Pregúntales cómo pasan el tiempo libre, si van a clases por diversión o qué cosas les gustaría intentar hacer en el futuro pero aún no han tenido la oportunidad.

Un ejemplo de conversación trivial sobre este tema podría ser: «¿Cuál es la afición o interés nuevo más reciente que has probado?».

7. Noticias y actualidad

Una forma eficaz de prepararse para una conversación trivial en situaciones sociales es leer (o escuchar) las noticias todos los días.

Mantente al día de lo que ocurre en el mundo y en tu ciudad. Habla del nuevo proyecto de construcción que se está planeando para el centro de la ciudad, del aumento del coste de los viajes o de la reciente huelga de profesores.

Siempre hay algo en las noticias que está en la mente de todos. Pero asegúrate de mantenerte alejado de las noticias controvertidas y los temas políticos divisivos que podrían hundir la conversación.

Utiliza la actualidad para tender un puente entre tú y la otra persona, pero no para descubrir sus inclinaciones políticas.

8. Familia

La gente suele preguntar a los demás por su familia. Pueden preguntar algo como: «¿Tienes hijos?» o «¿De dónde es tu familia?».

Estate preparado tanto para responder a este tipo de preguntas sobre la familia como para formularlas. Entablar una pequeña conversación sobre la familia te ayudará a aprender mucho el uno del otro en poco tiempo.

Es probable que encontréis puntos en común, ya sea porque ambos tenéis una hermana mayor o porque vuestros padres crecieron en la misma ciudad.

9. Viaje

A la gente le encanta hablar de los lugares que ha visitado. Pregúntale a tu interlocutor por sus lugares favoritos para viajar y qué recomienda hacer allí. Esto podría despertar tu interés por tus próximas vacaciones.

Si has estado en el mismo destino, comparte tus experiencias y tu visión de la cultura. Hay muchos temas que se pueden tratar en una conversación sobre viajes, como los restaurantes favoritos, los intereses locales, los deportes, las diferencias lingüísticas, etc.

Si la otra persona no ha viajado mucho, pregúntale por su lista de viajes e ideas de aventura.

Ahora que ya conoces algunos buenos temas de conversación para charlas triviales, vamos a profundizar en algunas preguntas únicas que puedes incorporar a la conversación para hacerla menos mundana.

Si quieres tener conversaciones más positivas y significativas, empieza con buenas preguntas.

15 buenas preguntas para una conversación trivial

Repasa estas 15 preguntas para entablar una conversación trivial con alguien:

1. ¿Qué va bien en tu vida ahora mismo?

Es muy fácil que las conversaciones se vuelvan negativas: el trabajo es estresante, el tiempo desagradable, la temporada de impuestos está a la vuelta de la esquina. Empezar una conversación con una pregunta positiva puede seguir avanzando en esa dirección.

2. ¿Qué es lo más raro que te ha pasado últimamente?

Es una forma estupenda de conectar con gente nueva, y con una pregunta tan abierta, tienen margen para llevarla donde quieras.

Quizá recapituleis una reunión incómoda que habeis tenido recientemente o compartis una anécdota personal desternillante.

3. ¿Cómo eras en el instituto?

Cuando conoces a personas que llevan décadas fuera de la adolescencia, no tienes ni idea de quiénes eran durante esos años de autodefinición.

A veces puede sorprenderte que tu compañero de conversación fuera el payaso de la clase, el deportista o un ratón de biblioteca que pasaba la mayor parte del tiempo en la biblioteca.

Siempre es divertido dejarse sorprender por el pasado de la gente y compartir tus propias anécdotas de la época del instituto.

4. ¿Cuál fue tu primer trabajo?

Puede que ahora tú y tu interlocutor seáis profesionales serios, pero ambos tuvisteis que empezar por algún sitio. Tómate tu tiempo para reírte de los uniformes del cine, las rutas del periódico y las tiendas baratas del centro comercial que formaron parte de tu primer trabajo real.

5. ¿Cuál es el mejor consejo que te han dado?

Esta pregunta no sólo te ayudará a conocer a alguien muy rápidamente, sino que también te permitirá escuchar algunos consejos de calidad que quizá nunca antes haya oído.

6. ¿Qué aplicación de tu teléfono utilizas más a menudo?

Esta es otra de las preguntas para conocerte que pillará a la gente por sorpresa. Pero si lo piensas bien, la respuesta te ofrece un buen vistazo a su vida.

7. ¿Cuál es la película que a ti no te gustó y que a los demás les encantó y viceversa?

Averigua qué diferencia a esta persona del resto y obtén el punto de vista de alguien que tiene una opinión impopular.

8. ¿Qué es lo más raro que has comido?

Esto puede hacer que alguien hable de algún viaje que haya hecho o quizá de un divertido percance culinario. En cualquier caso, les hará recordar algo divertido.

9. ¿Cuál es tu vicio oculto?

Aunque la gente no suele anunciar con orgullo sus placeres ocultos, una vez que los expresa, los demás suelen seguir su ejemplo.

Tal vez sea esa copa de vino antes de cenar o hacer una pausa de 15 minutos para echarse una siesta durante la jornada laboral.

Si puedes encontrar puntos en común con alguien sobre su vicio oculto, acabas de establecer una gran conexión.

10. Si pudieras hablar con cualquier persona del mundo, viva o muerta, ¿con quién lo harías y por qué?

Qué pregunta tan divertida para conocer los valores e intereses de alguien. Elegir a una persona entre millones de posibilidades obliga al orador a centrarse en alguien que pueda ser una inspiración, un mentor, una celebridad o una figura histórica.

Entender por qué tu interlocutor eligió a esa persona en concreto puede dar pie a otra serie de respuestas interesantes e informativas.

11. ¿Eres más introvertido o extrovertido? ¿Qué preferencias te hacen ser uno u otro?

Es posible que puedas adivinar la respuesta a esta pregunta con sólo hablar con esta persona durante unos minutos. Sin embargo, muchos introvertidos tienen cualidades extrovertidas durante breves periodos de tiempo.

Descubrir las respuestas a estas preguntas puede ayudarte a orientar mejor la conversación y a saber si debes mantenerla ligera o profundizar en ella. Los introvertidos tienden a preferir las conversaciones más profundas a las trivialidades prolongadas.

12. Me he dado cuenta de que _____. Cuéntame más sobre ello

Fíjate en algo de la otra persona. ¿Lleva algo que te gusta? ¿Viene en un coche deportivo clásico? ¿No come carne? ¿Tiene una escayola en el brazo? ¿Lleva un libro en la mano?

Por supuesto, no querrás señalar nada antiestético o polémico (por ejemplo, un pin político), pero si observas algo interesante, sácalo a colación y averigua más.

13. ¿Qué te hizo decidirte por una carrera en _______?

Es fascinante saber cómo la gente ha llegado a su profesión. Algunos sienten pasión por su profesión desde que eran jóvenes. Otros cayeron en su trabajo o fueron presionados por sus padres o compañeros para seguir un determinado camino.

La respuesta que recibas puede abrir la puerta a una conversación más larga sobre los antecedentes, la educación, la experiencia y los intereses de la persona.

14. ¿Tiene animales de compañía? En caso afirmativo, ¿de qué tipo? En caso negativo, ¿por qué?

¿Es la persona con la que hablas un amante de los animales? Si es así, saber si le gustan los gatos o los perros puede decirte mucho.

Los gatos suelen ser más creativos y disfrutan con actividades solitarias como la lectura, la escritura y la jardinería. Atribuyen a su mascota el mérito de ayudarles a reducir el estrés.

Los amantes de los perros tienen el doble de probabilidades de trabajar en el mundo de las finanzas y les gusta hacer deporte, bailar y viajar. Ven a sus perros como un medio para hacer más ejercicio.

Si no tienen mascota, ¿es porque no les gustan los animales o porque no pueden encajar uno en sus vidas en este momento?

15. ¿Qué es lo que más te molesta?

Todos lo tenemos: ese algo que nos molesta y nos saca de quicio. Puede que sean los que hablan alto, los que carraspean en el cine, los que interrumpen o los que dejan los platos en el fregadero.

Si quieres ir más allá, pregúntale a tu interlocutor por qué le molesta tanto esa manía. Puede que descubras algo mucho más interesante sobre su personalidad.

Teniendo en cuenta todas estas ideas, ¿cuáles son las cosas que debes evitar al entablar una conversación trivial?

No querrás encontrarte en una situación incómoda en la que se produce un silencio que no sabes cómo llenar porque el impulso de la conversación acaba de detenerse.

Veamos algunos temas que es mejor no tocar.

9 temas de conversación incómodos

Cuando te plantees de qué hablar en una conversación trivial, asegúrate de que la conversación sea ligera y relativamente tranquila.

No querrás provocar una discusión de ningún tipo ni hacer que la gente quiera abandonar la conversación.

¿Cuál no es un tema apropiado para una conversación trivial? Para evitar que alguien se sienta incómodo, no hables de:

  • política
  • religión
  • finanzas personales
  • apariencia personal
  • muerte o enfermedad
  • cotilleos personales
  • chistes ofensivos
  • algo tan específico que muy poca gente pueda identificarse con ello
  • temas de naturaleza sexual

Si eres capaz de leer el lenguaje corporal y las expresiones faciales, sabrás rápidamente si te has desviado hacia un tema de conversación ofensivo o cuestionable.

Si crees que has dicho algo fuera de lugar, asegúrate de reparar rápidamente el daño diciendo algo como: «He dicho algo equivocado y te pido disculpas. Hablemos de otra cosa».

¿Te sientes preparado para dominar los temas de conversación?

Entablar una buena relación mediante una conversación informal es una herramienta útil en todos los ámbitos de la vida.

Si quieres mejorar tus habilidades en este campo, busca oportunidades para entablar conversaciones triviales y dirígete a la gente como si ya fueran tus amigos. Esto hará que hablar con ellos parezca algo más natural.

Siente curiosidad por la persona que tienes delante y hazle preguntas únicas que no haya respondido ya varias veces. Participa y aporta valor a la conversación siempre que puedas.

Tanto si te encanta charlar con la gente como si desearías poder evitarlo, utilizar estos consejos sobre temas, iniciadores de conversación y preguntas únicas te ayudará a sacar el máximo partido de la conversación.

Ir arriba