Hábitos clave: 10 pequeños cambios que generan grandes resultados

Si pudiera lograr un gran objetivo o crear un nuevo hábito en el próximo año, ¿cuál sería?

¿Qué aspiraciones importantes tienes para mejorar tu vida, tu carrera o tu salud?

Puede que no te des cuenta, pero hay ciertos hábitos que pueden no estar relacionados con tu objetivo y que te ayudan a tener éxito a la hora de alcanzarlo.

Son los llamados hábitos clave, que pueden cambiarte la vida.

Como ya sabes, los grandes objetivos pueden resultar abrumadores, sobre todo cuando son física o mentalmente agotadores y requieren mucho tiempo.

Si piensas en perder 10 kilos, por ejemplo, sabes que te esperan semanas o meses de dieta y ejercicio.

El mero hecho de empezar a plantearse el objetivo agota tu energía cuando piensas en los sacrificios y el duro trabajo que tiene por delante.

Sin embargo, si puedes dividir estos grandes objetivos en hábitos pequeños y manejables y empezar con incrementos de tiempo muy pequeños, tus objetivos no te parecerán tan desalentadores.

Al empezar poco a poco y aumentar el tiempo lentamente, las probabilidades de crear un hábito sostenible aumentan considerablemente.

Pero hay otra herramienta que puedes utilizar para apoyar tus objetivos y facilitar la creación de cualquier hábito que desees. Esa herramienta es un hábito clave.

¿Qué son los hábitos clave?

Los hábitos clave son comportamientos fundamentales sobre los que se puede construir para crear un conjunto de buenos hábitos. Una vez que establezca estos hábitos fundamentales, verá una reacción en cadena que conduce a cambios nuevos y positivos en su vida y le ayuda a alcanzar metas más grandes.

Este fenómeno es real y fue descrito por primera vez por el autor de bestsellers Charles Duhigg, que escribió El poder de los hábitos: Por qué hacemos lo que hacemos en la vida y en los negocios.

En su libro, Duhigg analiza el concepto de utilizar los hábitos clave para racionalizar todos los demás objetivos que desea alcanzar. Los hábitos clave son cambios grandes o pequeños que facilitan el éxito en muchos aspectos de la vida, independientemente de las circunstancias a las que nos enfrentemos.

Si tienes grandes objetivos que deseas alcanzar o incluso pequeños hábitos que estás considerando, considera primero abordar algunos hábitos clave para simplificar tus esfuerzos y mejorar tu vida.

Entonces te preguntarás: «¿Cuáles son los mejores hábitos clave?». Hemos esbozado una lista de hábitos clave para ayudarte a averiguarlo.

10 hábitos clave que obtienen grandes resultados

1. Hábito de ejercicio regular

El ejercicio es un hábito clave obvio, pero es bueno saber que la investigación lo respalda. Un estudio de referencia ha demostrado que el ejercicio facilita el deseo de hacer una variedad de otros cambios positivos como comer mejor, ser más productivo, fumar menos, gastar menos y sentirse menos estresado.

Y no hace falta hacer mucho ejercicio. Incluso tan sólo una vez a la semana es suficiente para poner en marcha estos otros cambios.

Sin embargo, una mejor manera de enfocar el hábito del ejercicio es comenzar con sólo cinco minutos al día, todos los días, hasta que se establezca el hábito.

2. Diario de alimentos

Tomarse sólo unos minutos para anotar todo lo que has comido durante el día tiene muchas consecuencias positivas inesperadas.

Empiezas a notar patrones en tu alimentación y a ver con claridad cuánto comes exactamente. En los estudios, aquellos que llevaron un diario de su ingesta de alimentos comenzaron a comer menos, a tomar decisiones más saludables y a comenzar un programa de pérdida de peso.

3. Cenas familiares

Algunos hábitos fundamentales tienen un efecto positivo en los hábitos de los miembros de su familia. Se ha demostrado que comer en familia ayuda a los niños a hacer mejor los deberes, sacar mejores notas, tener más confianza en sí mismos y controlar sus emociones.

Las cenas familiares también mejoran la relación comunicación entre los miembros de la familia y ayudan a los niños a adquirir el hábito de participar en las tareas familiares.

4. Hacer la cama

¿Hace la cama por la mañana? Si no es así, este breve y sencillo hábito se ha correlacionado con una mayor productividad, una sensación de bienestar y habilidades presupuestarias.

En su libro, Make Your Bed, el almirante William H. McRaven, comparte lecciones de vida que aprendió durante su entrenamiento como Navy Seal. Hace hincapié en la importancia de crear rutinas, empezando por el hábito clave de hacerse la cama.

Si puedes cumplir con este único hábito a primera hora de la mañana, descubrirás que te sientes inspirado para cumplir con otros hábitos a lo largo del día.

5. Practicar la visualización

Michael Phelps, el nadador olímpico más condecorado de la historia con 19 medallas olímpicas, atribuye su concentración y éxito al poder de visualizar una natación perfecta antes de lanzarse a la piscina.

En una entrevista concedida en 2012 a The Telegraph, Phelps afirma: «Ahora he recuperado el ritmo de ver lo que quiero ver, lo que no quiero ver y lo que posiblemente podría ver. Intento imaginármelo todo, todo lo que pueda, para estar preparado para cualquier cosa que ocurra».

Se ha demostrado que la visualización ayuda a aumentar el rendimiento en todas las áreas de la vida cuando se aplica al resultado deseado.

Según un artículo publicado en Scientific American: De hecho, visualizar el movimiento cambia la organización de nuestras redes cerebrales, creando más conexiones entre las distintas regiones. Estimula regiones cerebrales implicadas en el ensayo del movimiento, como el putamen, situado en el cerebro anterior, preparando al cerebro y al cuerpo para la acción, de modo que nos movemos con más eficacia.



6. Pensamiento positivo

Cambiar activamente tu mentalidad para ver tu vida y circunstancias desde un punto de vista negativo a uno positivo crea una actitud de confianza y energía que promueve muchos otros hábitos positivos.

Si practicas el hábito del pensamiento positivo, incluso cuando no te sientas positivo, con el tiempo cambiarás tu estado de ánimo y tu perspectiva – y esto repercute en tu deseo de llevar a cabo una variedad de otros comportamientos que mejoran tu vida.

7. Planificar el día la noche anterior

Cuando adquieres el hábito de planificar tus objetivos y prioridades para el día siguiente, te comprometes a realizar acciones específicas que son productivas y positivas. Cuando escribes estos objetivos diarios, es mucho más probable que los cumplas.

Ten un diario o cuaderno al lado de la cama y, antes de irte a dormir, escribe tus objetivos y planes para el día siguiente. Intenta concretar exactamente las acciones que vas a emprender y cuándo quieres llevarlas a cabo.

Establecer esta rutina hace mucho más probable que la cumplas al día siguiente.

8. Crear un sistema para rendir cuentas diariamente

Otro hábito clave esencial es desarrollar y mantener la responsabilidad de cualquier otro hábito que esté intentando establecer.

Ya se trate de hacer ejercicio, meditar, escribir o cualquiera de los hábitos clave enumerados aquí, tus esfuerzos serán más fáciles si rindes cuentas de ellos a diario.

Cuando rindes cuentas a un grupo o a otra persona, es mucho más probable que sigas adelante y que te sientas motivado para iniciar otros hábitos.

Puede utilizar un grupo de medios sociales, un amigo o un familiar para rendir cuentas de sus objetivos diarios. Sólo asegúrate de que son personas que no te dejarán escapar fácilmente si descuidas el trabajo de tus hábitos.

9. Cepillarse los dientes y usar hilo dental

Al igual que hacer la cama, lavarse los dientes por las mañanas es otro hábito fundamental para empezar el día con buen pie.

También te anima a practicar otros hábitos de autocuidado, como cuidarte la piel, arreglarte las uñas y beber agua con regularidad.

El cepillado de los dientes se utiliza a menudo como hábito desencadenante o señal para recordar el inicio de un nuevo hábito, ya que se trata de un hábito muy común. Sin embargo, sólo el 30% de la población utiliza el hilo dental con regularidad. Así que cepillarse los dientes podría ser el hábito clave perfecto para inspirarte y recordarte que debes usar hilo dental.

10. Meditación consciente por la mañana

Establecer el hábito de empezar el día con una meditación matutina puede cultivar una sensación de calma que dure todo el día.

Las investigaciones demuestran que la meditación puede mejorar la memoria, reducir el estrés y aumentar la productividad y la motivación para alcanzar los objetivos diarios. Empiece con 10-15 minutos cada mañana y experimente con distintas técnicas de meditación para encontrar la que mejor le funciona.

¿Estás preparado para desarrollar algunos hábitos clave?

Desde luego, no son los únicos hábitos clave que repercuten en un cambio positivo. De hecho, probablemente puedas pensar en muchos comportamientos de tu vida que han influido en una cascada de nuevos comportamientos.

Cuando estés listo para emprender un gran objetivo o un nuevo hábito, considera la posibilidad de elegir primero un hábito clave.

Una vez que consigas este hábito clave, es posible que te resulte fácil y natural seguir con el objetivo original. Gastarás mucha menos energía mental y, como resultado, tendrás varios hábitos y objetivos en tu haber.

Reflexiones finales

¿Te ha resultado útil esta lista de hábitos clave?

¿Te gustaría ayudar a otros a aprender a crear nuevos hábitos?

¿Estarías dispuesto a enviar un poco de amor a tus amigos y familiares? Comparte este post en tu red social preferida.

Ir arriba