Cometer errores en la vida que no tienes por qué cometer (y cómo solucionarlos si los cometes)

Uno de los beneficios de ver pasar los años en tu vida es la capacidad de mirar atrás y ver dónde metiste la pata.

Si miras atrás con la suficiente frecuencia, con un ojo perspicaz y un corazón abierto, a menudo puedes autocorregirte por el camino.

O, al menos, puedes aprender de tus meteduras de pata y volverte un poco más sabio y fuerte en otras áreas de tu vida.

Probablemente sepas por experiencia propia que los errores en la vida son formas dolorosas pero muy útiles de aprender sobre uno mismo.

Sin embargo, hay algunos errores vitales que, si se evitan desde el principio, te ahorrarán un montón de disgustos y equivocaciones.

Son los errores que se derivan de la falta de conocimiento, de una autorreflexión infrecuente o de una orientación emocional poco sólida a medida que creces y entras en la edad adulta.

Son errores que pueden acompañarte durante toda la vida si alguien o algo no te ayuda suavemente (o a menudo bruscamente) a autocorregirte.

Aunque comparto contigo estos errores y algunas ideas para solucionarlos, no soy inmune a ellos.

De hecho, he cometido todos y cada uno de estos errores, y puedo afirmar con orgullo que ahora, en la mediana edad, ¡estoy empezando a hacer mella en algunos de ellos!

15 errores comunes en la vida que no quieres cometer

Error nº 1: Perder de vista lo que te hace feliz

¿Recuerdas cuando eras niño y la alegría pura y dura formaba parte de casi todos los días? No teníamos que preguntarnos: «¿Qué me hace feliz?». Simplemente lo sabíamos y nos proponíamos hacer esas cosas felices.

Pero la edad adulta y las responsabilidades nos alejan cada vez más de la felicidad pura de nuestra juventud. Nos enfrascamos tanto en el trabajo de la vida que perdemos el contacto con la alegría de vivir.

➡️ Cómo solucionarlo:

Enciérrate en una habitación libre de distracciones y desorden, con un bolígrafo y un papel. Piensa en todas las cosas que hacías de niño, de adolescente y de joven adulto (antes de tener responsabilidades importantes) que te aportaban felicidad.

Escríbelas. Ahora piensa en algunas cosas que hayas hecho en los últimos años (ya sea en el trabajo o en la vida en general) en las que te hayas sentido realmente feliz o contento. Escríbelas también.

¿Cómo puedes dar cabida en tu vida a más de esas cosas que te hacen feliz?

Error nº 2: Dar poder al miedo

El miedo, que antes era una reacción adecuada ante un peligro real y presente, es ahora la reacción ante cualquier resultado negativo imaginado.

El miedo es sobre todo producto de nuestra imaginación, casi siempre sin ninguna base real.

Tenemos miedo al fracaso. Tememos el éxito. Tememos el futuro. Tememos el pasado. Tememos posibles escenarios con sólo una pizca de evidencia que nos lleve hasta ellos. Cuanto más pensamos en lo que tememos, más alimentamos el miedo. Entonces el miedo empieza a controlarnos, a limitarnos y, en última instancia, a vencernos.

➡️ Cómo solucionarlo:

Examina tus miedos con lupa. Descompónlos y estudia todas sus partes.

¿Cuánta verdad hay realmente en cada temor? ¿Qué probabilidades hay de que suceda? No dejes ningún miedo sin probar, hasta que te aburras del miedo.

Acostúmbrate a ver el miedo como un compañero débil y caprichoso, sólo útil cuando te enfrentas a la realidad.

Error nº 3: Creer que se tiene razón

Damos mucha importancia a nuestras creencias. Llevamos mucho tiempo cultivándolas, apoyándolas, demostrando a los demás que tenemos la última palabra sobre el tema.

Hacemos lo mismo con nuestras creencias sobre religión, política, sexualidad, educación de los hijos, dinero, estilo de vida y cualquier número de ámbitos menores de la vida (en los que aún nos sentimos obligados a adoptar una postura). Pero una vez que nos aferramos firmemente a un punto de vista, perdemos.

Perdemos perspectiva, amabilidad y mentalidad de aprendiz.

➡️ Cómo solucionarlo:

No tienes que renunciar a tus creencias, sólo a tu actitud hacia ellas. Ábrete a otros puntos de vista. De hecho, busca otros puntos de vista. Mira el tema desde todos los ángulos y sé perspicaz. Serás una persona más interesante y comprensiva.

Error nº 4: Complacer a los demás a costa de uno mismo

Ayudar a los demás, estar ahí para los amigos y la familia, encontrar formas de servir a la comunidad… todo eso son cosas positivas.

Hasta que descubres que te has perdido a ti mismo en el proceso. ¿Complaces a los demás por obligación? ¿Para sentirte mejor contigo mismo? ¿Para evitar el abandono o la pérdida del amor?

➡️ Cómo solucionarlo:

Examina tus motivos para dar de ti mismo. ¿Dar te llena o te agota? ¿.

Encuentra formas de amarte y complacerte a ti mismo. Entonces crearás amor auténtico para dar a los demás.

Error nº 5: Complicarse la vida

La vida está llena de oportunidades y opciones, y por alguna razón debemos aferrarnos a todas ellas. Con cada éxito viene más… más tareas, más cosas, más papeleo, más acontecimientos, más distracciones.

Cada año que pasa, nuestras vidas se complican y se llenan exponencialmente. Estamos al límite y agotados de energía.

➡️ Cómo solucionarlo:

Empieza a simplificar tu vida. Empieza por el desorden. Después, las cosas materiales que ya no utilizas. A continuación, empieza a recortar las tareas y eventos innecesarios. Reduzca. Recorta. Esculpe tu vida hasta convertirla en la esencia más pura de lo que más te gusta, para que tu valioso tiempo se emplee de la mejor manera posible.

Error nº 6: Quedarse estancado

Has crecido, te has asegurado un trabajo, has creado unos ingresos estables, tienes un buen lugar donde vivir, tienes un estilo de vida bastante decente. Ahora que tu vida está en buena forma, ¿qué sentido tiene cambiarla? Puede que te sientas inquieto o aburrido, pero las cosas podrían ir mucho peor.

➡️ Cómo arreglarlas:

Y podrían ser mucho mejores. La vida es cambio. Quedarse estancado atrofia nuestro potencial de felicidad. Nacemos con una enorme capacidad de aprendizaje continuo, crecimiento personal y nuevas formas de vivir en el mundo.

Con cada «estirón vital» llegan nuevas y emocionantes oportunidades y experiencias. ¿Dónde puedes estirarte a través del cambio?

Error nº 7: No afrontar la realidad

Las lecciones de la vida nos han enseñado a esconder la cabeza cuando no nos gusta lo que vemos.

Si las cosas nos parecen desagradables, si la gente nos decepciona, si no cumplimos nuestras expectativas… gastamos una energía preciosa buscando formas de ofuscarnos, escondernos, negar y fingir. La dolorosa verdad parece demasiado aterradora para afrontarla, así que nos desgastamos intentando evitarla.

➡️ Cómo solucionarlo:

Negar las verdades desagradables de la vida provoca tensión y dolor interno mientras neguemos. Afrontar la verdad puede causar un breve dolor, pero el alivio y la libertad de vivir honestamente es liberador y nos permite avanzar en la vida con esperanza y energía renovadas. ¿Dónde estás negando la realidad? Quítate la tirita rápido. Te escocerá, pero no para siempre.

Error nº 8: Ceder tu poder

Cuando la vida es abrumadora, tediosa o aterradora, parece más fácil dejar que otro se haga cargo. A veces es mejor dejar que otro tome las decisiones o lleve la voz cantante. Pero cuando lo hacemos con demasiada frecuencia, o cuando alguien nos intimida o manipula para que accedamos, cedemos nuestro poder personal. Esto puede llevarnos a la depresión, la ansiedad y la desesperación.

➡️ Cómo solucionarlo:

Examina tu vida y fíjate en cómo puedes estar cediendo tu poder personal. Tener poder significa asumir la responsabilidad de todas tus acciones y elecciones. A veces puede resultar difícil o doloroso, pero la recompensa es la libertad y el respeto por uno mismo. Reclama tu poder personal, aunque haya algunas consecuencias.

Error nº 9: Descuidar las relaciones

Todos afirmamos que nuestras relaciones son lo más importante de nuestras vidas. Pero a menudo descuidamos nuestras relaciones más valiosas porque permitimos que otras actividades menos importantes y más exigentes ocupen nuestro tiempo y nuestra atención. Una relación desatendida acabará por marchitarse y morir, dejándonos sin saberlo en la estacada.

➡️ Cómo solucionarlo:

Sé sincero contigo mismo. ¿Cómo puedes estar descuidando tus relaciones más preciadas? ¿Estás ofreciendo realmente el amor y la atención que estas personas merecen? Empieza a volver a priorizar tus acciones y tu agenda para poder cultivar y cuidar las relaciones que valoras.

Error nº 10: Sentirse culpable

Cometemos un error y nos sentimos culpables. Herimos a alguien y nos sentimos culpables. Mentimos o engañamos y nos sentimos culpables. No hacemos lo que alguien quiere que hagamos y nos sentimos culpables.

Incluso después de disculparnos, a menudo seguimos sintiéndonos culpables. Por alguna razón creemos que la culpa continua nos absolverá, que merecemos sentirnos mal para enmendar nuestros pecados, independientemente de lo grandes o pequeños que sean.

➡️ Cómo solucionarlo:

La culpa es la forma que tiene nuestra psique de hacernos saber cuándo hemos actuado en contra de nuestra integridad. También puede indicar que nos estamos dejando manipular por alguien. Si has hecho algo mal, discúlpate y haz lo necesario para arreglarlo.

Si alguien intenta hacerte sentir culpable, di tu verdad con confianza. A continuación, trabaja conscientemente para desvincularte de la culpa. Una vez que una situación se aborda adecuadamente, la culpa no hace absolutamente nada por ti, excepto causar dolor.

Error nº 11: Gastar sin pensar

A menudo gastamos dinero por impulso, comprando para satisfacer un breve capricho, para llenar un vacío o para impresionar. Muchas de las cosas en las que gastamos dinero no nos ofrecen felicidad ni satisfacción a largo plazo.

Gastar en exceso a menudo está relacionado con complicarnos la vida, creando más cosas, más tareas y más responsabilidades que realmente no queremos.

➡️ Cómo solucionarlo:

Cuestiónate cada vez que hagas una compra. ¿Por qué lo compro? ¿Responde a una necesidad? ¿Ofrece satisfacción a largo plazo? ¿Puedo permitírmelo de verdad? Centra tus gastos principalmente en necesidades reales, experiencias y cosas materiales que mejoren tu alma.

Error nº 12: Pensar demasiado

Muchos de nosotros, que somos analíticos o que moramos en ideas y posibilidades, pasamos mucho tiempo en nuestras cabezas, dándole vueltas a problemas y soluciones. Rumiamos y pontificamos, creyendo que podemos llegar a un resultado o una solución. Pero las personas que piensan demasiado pueden quedarse atascadas en sus pensamientos, viviendo en una rueda de molino mental que no lleva a ninguna parte.

➡️ Cómo solucionarlo:

Si eres un sobrepensador, debes bajarte de la cinta y empezar a actuar. Un pensamiento sólido seguido de una acción regular es la combinación más poderosa del mundo. Y la acción no necesita esperar a que el pensamiento esté «completo». De hecho, la acción puede conducir a algunas de las mejores ideas que jamás tendrás.

Error nº 13: Descuidar el cuerpo

Un cuerpo mal alimentado, con sobrepeso y fuera de forma te hará sentir mal en todos los sentidos. Descuidar rutinariamente tu cuerpo es uno de los peores errores que puedes cometer en la vida.

➡️ Cómo corregirlo:

Afortunadamente, siempre es un error corregible. Ya sabes lo que tienes que hacer. Mueve tu cuerpo y come sano.

Error nº 14: No controlar la ira

Como todas las emociones, la ira aparece y desaparece. Pero con demasiada frecuencia atribuimos a nuestros sentimientos de ira una verdad y un significado que no son necesarios. Así que alimentamos la ira porque nos sentimos justificados, no escuchados o no respetados. Entonces la ira alimenta la mala salud en mente, cuerpo y espíritu.

➡️ Cómo solucionarlo:

Si eres capaz de mirar a tu ira, ver la falta de sentido de la misma, y simplemente desengancharse, entonces por todos los medios hacer eso. Si no puedes desconectar, busca ayuda de un consejero para que tu ira no te destruya a ti ni a los que te rodean.

Error nº 15: No darse tiempo para sí mismo

Muchas personas nunca se toman el tiempo de examinarse a sí mismas para ver dónde están cometiendo estos errores en la vida. Sin conciencia, el cambio es imposible.

➡️ Cómo solucionarlo:

Regálate tiempo para reflexionar sobre estos errores en tu propia vida. Si no los has cometido, ¿cómo puedes evitarlos?

Si estás viviendo uno o más de estos errores ahora mismo, ¿estás dispuesto a tomar medidas para dar un giro a tu vida y a ti mismo?

¿Cuál es tu experiencia con estos errores vitales? ¿Qué otros errores de la vida has encontrado y autocorregido a lo largo de tu propio viaje personal?

Ir arriba