Socialmente inepto: Qué es, 20 señales y formas de volver a sentirse seguro de sí mismo

Socialmente inepto

Ser un socialmente inepto es mucho más difícil de lo que parece, ya que todos somos criaturas sociales por naturaleza. Así que aprender a superarlo puede hacerte mucho bien.

Nuestra vida social tiene sentido. Nos ayudan a conectar con la gente, a entablar amistades e incluso a conocer nuevas oportunidades que de otro modo no tendríamos. Por eso, si eres socialmente inepto y no te gusta socializar o no se te da muy bien, puedes encontrarte con algunos problemas.

Aunque pienses que la socialización es un aspecto mínimo de nuestras vidas, no es tan cierto como crees.

Somos sociables por naturaleza, así que ser socialmente inepto puede afectar a varios aspectos de tu vida, incluida tu autoestima y tu longevidad.

¿Qué significa ser socialmente inepto?

Una persona socialmente inepta carece de la capacidad o habilidad básicas para desenvolverse bien en un entorno social.

Las razones son muchas: ansiedad social, miedo, nerviosismo, falta de empatía, poca experiencia o incluso aversión general a las situaciones sociales.

Pero todo se reduce a lo siguiente: cuando una persona inepta se encuentra en una situación social, no sabe qué decir, dice cosas equivocadas o se siente totalmente incómoda con los demás. Por eso, no pueden mantener una conversación normal con los demás.

Las personas socialmente ineptas, es decir, las que son especialmente torpes a la hora de socializar, son las que tienen más problemas. No hacen amigos con facilidad y les cuesta retenerlos, lo que les hace perderse muchos aspectos de la vida en común.

¿Qué relación hay entre la confianza en uno mismo y la sociabilidad?

Puede que pienses que tu confianza en ti mismo no se deriva en absoluto de socializar con los demás, pero está mucho más relacionado de lo que crees. Los que socializan menos con los demás por ser socialmente ineptos suelen sufrir de baja autoestima, lo que hace que socializar sea aún más difícil.

Cuando estás rodeado de otras personas que ríen y conversan contigo, es posible que te sientas cómodo y feliz contigo mismo. Esto, a su vez, puede aumentar tu confianza y ayudarte a llevarte bien con la gente también socialmente.

Si crees que eres socialmente inepto y estás en un entorno social, tienes que recordar que todas esas personas que te rodean eligen estar allí contigo y hablar contigo. Sólo eso ya es una buena razón para sentirte bien contigo mismo.

Cómo encontrar la confianza cuando eres un inepto social

Es todo un reto encontrar la confianza en uno mismo cuando se es socialmente inepto. Si tienes problemas para hablar con la gente y socializar, eso puede afectar a la imagen que tienes de ti mismo. Aunque no quieras sentirte así, es inevitable que ocurra.

Debido al ciclo de ser socialmente inepto y carecer de confianza, y luego necesitar confianza para ser social, es difícil para las personas socialmente ineptas sentirse bien consigo mismas. Muchos no saben cómo recuperar la confianza para salir y socializar con normalidad.

De hecho, muchas personas torpes en eventos sociales han perdido toda esperanza de que alguna vez cambien su forma de ser o mejoren. Aunque quisieran mejorar su comunicación, es un territorio desconocido para ellos.

Pero debes saber que hay esperanza para ti si sientes que encajas en esta descripción.

Ya no tienes por qué sufrir las situaciones sociales. Éstas son algunas de las mejores formas de encontrar la confianza cuando eres socialmente inepto para que puedas salir y disfrutar de tu tiempo con los amigos.

¿Qué hace que una persona sea socialmente inepta?

Como ya hemos dicho, puede deberse a una falta total de confianza. Sin embargo, también hay que tener en cuenta otros factores. Para empezar, podría deberse a que así se criaron.

Tal vez se deba a una infancia o una familia terribles que hicieron que no tuvieran la confianza que buscaban y, a cambio, se volvieron socialmente torpes. O tal vez sufrieron un trauma del que no pueden recuperarse.

O también podrían ser tan introvertidos que se niegan a socializar con nadie y simplemente quieren permanecer dentro de su nivel de comodidad y soledad. Por supuesto, ser introvertido no tiene nada de malo, pero somos criaturas sociales por naturaleza.

Ser socialmente inepto te está privando de muchas experiencias de alegría, felicidad e intimidad con la gente. Así que es esencial superarlo, de una forma u otra.

Las sutiles señales de que eres socialmente inepto con la gente

Si no estás seguro de si tu torpeza se puede clasificar como socialmente inepto, aquí hay algunas maneras de saberlo con certeza.

1. Odias salir a socializar

A muchas personas que no son socialmente ineptas no les gusta socializar porque prefieren su propia compañía. Sin embargo, si realmente odias socializar porque crees que no se te da bien o que harás el ridículo, es posible que seas socialmente inepto.

Si te da pavor salir constantemente o simplemente no te gusta la idea de salir, es un signo concreto de que eres socialmente inepto.

2. Te pones ansioso cuando tienes que hablar con la gente

A todo el mundo le pone nervioso hablar con alguien que le gusta, pero eso es distinto a tener que conversar con tus amigos y sentirte ansioso por ello. Si te da miedo hablar con tus propios amigos ocasionales, puede que seas socialmente inepto.

Ni siquiera los introvertidos se ponen nerviosos al hablar con sus amigos, así que si esto es algo que te pasa, eres un individuo socialmente torpe.

Pregúntate, ¿por qué te da tanto miedo hablar con tus amigos?

3. No tienes ni idea de cómo iniciar una conversación

Si realmente no tienes ni idea de cómo iniciar una conversación de forma apropiada para cualquier ocasión, puede que seas un inepto social sin ni siquiera darte cuenta. Si tu cerebro se queda en blanco cuando alguien intenta hablar contigo, puede ser por este motivo.

Si esto es un tema común en tu vida y no sólo algo que experimentas en unas pocas interacciones sociales, ahí está la señal que estás buscando.

4. Acabas pasando vergüenza cuando hablas con la gente.

Este es uno de los indicadores más significativos de que eres socialmente inepto. Si siempre que hablas acabas diciendo o haciendo cosas que te avergüenzan, es sin duda una señal de que eres socialmente inepto.

Si eres tan torpe que no sabes cómo responder adecuadamente en situaciones sociales o evitas a la gente porque asumes que te humillarás, ese es el indicador que necesitas.

5. Las cosas nunca salen como tú querías

Cuando hablas, ¿se te mezclan las palabras y te cuesta explicarte? Bueno, eso es señal de ser socialmente inepto. Y aunque es una putada, tiene arreglo.

No es el fin del mundo y, desde luego, no tienes por qué ser así para siempre. Sólo porque seas socialmente inepto ahora, no significa que estés atrapado de esa manera.

6. Eres muy torpe en situaciones sociales

Uno de los signos de ser socialmente inepto es ser muy torpe en situaciones sociales.

Ya sea en reuniones, eventos, fiestas o simplemente presentándote a un desconocido, eres la definición de la torpeza. De hecho, no puedes evitarlo: ya está en tu naturaleza.

7. Dices cosas ofensivas o groseras sin querer

No es que quieras decir cosas ofensivas o groseras, pero como no tienes los conocimientos o habilidades adecuados para socializar, dices cosas equivocadas sin darte cuenta.

Te esfuerzas tanto por no ser visto como un individuo socialmente torpe, pero todo lo que dices simplemente sale mal, a pesar de tus buenas intenciones.

8. Incapaz de empatizar en una conversación

Una buena conversación es aquella en la que hay empatía. Pero cuando eres socialmente inepto, eres incapaz de empatizar.

Percibir el estado de ánimo en una conversación o leer una habitación es algo que simplemente no puedes manejar. Es básicamente como reírse cuando el ambiente de la habitación es solemne y bajo.



Cómo encontrar la confianza y sentirte bien contigo mismo cuando eres socialmente inepto

Ahora que sabemos cuál es tu nivel de ineptitud social, es hora de averiguar cómo solucionarlo. Encontrar confianza cuando estás así puede ser difícil, pero no imposible.

1. Practica todo lo que puedas

Sal y practica la socialización todo lo que puedas. Nada te hará sentir más cómodo que salir y convertirlo en una norma. Incluso puedes practicar lo que vas a decir con antelación para estar mentalmente preparado.

Como cualquier otra habilidad de la vida, para ser bueno en la socialización y las conversaciones hay que practicar lo suficiente. Antes de rendirte, ten en cuenta que la práctica hace al maestro.

2. Quédate con una persona sociable

Si tienes un amigo o dos a los que se les da bien socializar, quédate a su lado. No sólo aprenderás mucho teniéndolos cerca, sino que podrán introducirte fácilmente en las conversaciones para ayudarte un poco.

Eres la media de las personas de las que te rodeas. Así que si te rodeas de grandes conversadores, seguro que se te pegará un poco de esa confianza y habilidad.

3. Pide ayuda a tus amigos

Cuando eres socialmente inepto, es difícil pedir ayuda. Sin embargo, es necesario si quieres socializar mejor y no humillarte tanto. Tus amigos quieren ayudarte, sobre todo si saben lo mal que se te da socializar.

Pregúntales en qué áreas no te desenvuelves bien y practica conversaciones con ellos en privado para mejorar cuando finalmente salgas. Son tu gente y alguien en quien puedes confiar, así que ábrete a ellos y deja que te guíen por el camino correcto.

4. Prepárate para ir a socializar

Prepárate y mentalízate. Saber que vas a socializar puede ayudarte a calmar la mente cuando llegues allí. También puedes repasar temas específicos de los que quieras hablar y asegurarte de que tienes algo que decir para entrar en esa conversación en concreto.

Al igual que te pones menos nervioso en una presentación cuando estás preparado, lo mismo ocurre al socializar. Si tienes temas de conversación específicos, te resultará más fácil hablar con la gente.

5. La frecuencia es tu amiga

Sabemos que es difícil salir mucho cuando realmente no te gusta. Pero cuanto más socialices, más fácil te resultará. Captarás las pistas e indicios que te den otras personas y serás capaz de averiguar qué decir en diferentes situaciones.

6. No te rindas sólo porque una cosa salió mal

No dejes que uno o dos fracasos o situaciones incómodas te impidan vivir tu vida y conocer gente. Sí, es incómodo, pero no lo será durante mucho tiempo.

Si dices algo embarazoso o te sientes muy incómodo con alguien, no te rindas. Discúlpate para refrescarte en el baño o para tomar el aire y ordenar tus pensamientos. Recupérate y vuelve a socializar.

Verás que esto puede ayudarte a mantener la calma cuando te pongas nervioso en el futuro. Por mucho que quieras huir de ese acontecimiento o de todos los presentes en esa sala, abstente de hacerlo. Sabemos que probablemente querrás golpearte con una piedra cuando esto ocurra, pero utilízalo como experiencia de aprendizaje.

7. Sé tú mismo aunque seas un inepto social

Suena a tópico, pero también es muy acertado. Muchas personas socialmente ineptas tienen problemas porque creen que van a ser juzgadas por decir lo que piensan, así que dicen lo que creen que la gente quiere oír.

Lo único que pasa es que no parecen auténticos y la gente se da cuenta de que se esfuerzan demasiado. De verdad, no tienes que fingir ser alguien que no eres para encajar. Lo único que conseguirás es que te muerdan, y te harán más daño que bien.

8. Deja que hablen los demás

Si no se te da muy bien intervenir en las conversaciones, sé tú quien haga las preguntas. Pregúntale a alguien sobre ciertas cosas y mantén el tema sobre él o sobre algo de lo que se le dé bien hablar.

Así parecerás un oyente fantástico y seguirás socializando con el mínimo esfuerzo. Hacer preguntas te hace parecer implicado en la conversación. Por supuesto, no hagas preguntas al azar, sino preguntas que la persona con la que estás se pueda imaginar.

9. Encuentra confianza también en otros lugares

No busques la confianza únicamente en la vida social. Córtate el pelo, ve al gimnasio a ponerte en forma y ponte algo con lo que te sientas bien.

Si tienes confianza en otros aspectos de tu vida, socializar te resultará mucho más fácil y te sentirás mucho más seguro al hacerlo. Lo que te haga sentir cómoda, eso es exactamente lo que debes hacer. Si se trata de tus rasgos físicos, por supuesto, ¡vístete y ponte decente!

10. Salga con la intención de divertirse, no de ser un gran socializador

En lugar de salir para socializar, ¡sal para divertirte! Ve a un bar donde se baile mucho y se hable menos. Si te centras en divertirte, te verás y te sentirás mucho mejor contigo mismo, aunque acabes socializando con gente.

Cuando estás demasiado ansioso y nervioso por socializar, siempre destacarás por tu torpeza. Pero si te diviertes y te sientes cómodo en tu propia piel, te sentirás bien socializando y mejorarás. ¡Viene con el paquete!

11. No pienses demasiado las cosas

Deja de darle demasiadas vueltas a las cosas si de verdad quieres superar lo de ser socialmente inepto. Sabemos que es más fácil decirlo que hacerlo, pero las personas socialmente torpes tienden a quedarse más dentro de su cabeza que fuera de ella. Y les cuesta centrarse en el momento presente.

Para superarlo, deja de pensar en lo que podría pasar si dices esto o haces aquello. La práctica hace al maestro, y nunca mejorarás si dejas que tus pensamientos te frenen en cada situación social que se te presente.

12. Leer libros de autoayuda sobre socialización

El conocimiento es poder cuando se trata de mejorar en una habilidad concreta de la vida. Cuando se trata de superar la ineptitud social, puede ser útil sumergirse en el mundo de la autoayuda.

Lee todo lo relacionado con la socialización, las conversaciones e incluso la superación de la baja autoestima. Poco a poco, ganarás experiencia mental y confianza y pasarás de ser un conversador torpe a uno seguro de sí mismo.

Y una vez que tu mente esté preparada para ello, todo lo que tienes que hacer es poner tus pensamientos en acción. Ese es tu objetivo, ¿verdad?

Cómo trabajar la ineptitud social

La vida es un poco más difícil cuando eres socialmente inepto, pero no es el fin del mundo. Sólo tienes que trabajar tu confianza y dejar de centrarte en lo que puede salir mal en cada encuentro social que tengas.

En lugar de eso, sé valiente y haz ese esfuerzo. Sé tú mismo, rodéate de las personas adecuadas y, de forma natural, te convertirás en tu mejor versión.

Cuando eres socialmente inepto, te falta confianza y no llegas a conocer realmente a la gente por tu incapacidad para mantener la calma cuando la conoces. Sin embargo, puedes mejorar continuamente tus habilidades sociales con algunos de estos consejos.

TE VA A ENCANTAR

Scroll al inicio