13 formas de dejar de ser tan cínico

Los cínicos desconfían fundamentalmente de los demás y de las instituciones sociales.

Los psicólogos definen el cinismo como la inclinación a ver a las personas como motivadas únicamente por el interés propio.

Como resultado, la incapacidad de ver el bien en los demás socava la capacidad del cínico para prosperar.

Los cínicos suelen reconocer este rasgo de personalidad en sí mismos.

Cada vez que evalúa una situación, su naturaleza cínica surge de inmediato.

dejar de ser tan cinico

¿Por qué soy tan cínico?

A veces, este reflejo se desarrolla durante la infancia.

Haber sido herido por interacciones anteriores con familiares y compañeros probablemente le hizo proyectar esos resultados negativos en situaciones futuras.

Los psicólogos creen que las personas cínicas confían demasiado en su cerebro reptiliano.

Se trata del segmento evolutivo más primitivo del cerebro, motivado exclusivamente por la supervivencia.

Cuando permites que tus instintos de supervivencia más profundos lo interpreten todo, te sientes obligado a hacerlo:

  • Permanecer en situaciones familiares
  • Evitar adoptar enfoques de vida nuevos y no probados
  • Mantenga el control de su entorno
  • Protege tu ego

Ve su cinismo como una forma de evitar cometer errores, como confiar en otras personas que considera poco fiables.

En última instancia, el cinismo es un mecanismo defensivo que te aísla de los duros sentimientos de decepción.

Por qué deberías dejar de ser cínico

Puede que creas que el cinismo es guay o que te hace parecer inteligente, pero esta característica puede perjudicarte a ti y a los que te rodean.

Estas son algunas de las razones para trabajar en el cambio:

Ingresos más bajos

Una investigación de la Asociación Americana de Psicología relaciona a las personas cínicas con ingresos más bajos. No tienes muchas opciones profesionales cuando eres pesimista y desconfiado.

La falta de voluntad para confiar en la gente hace que la colaboración con los demás parezca arriesgada.

Si te dejas llevar por el miedo a confiar en los demás, el éxito te será esquivo.

Relaciones menos felices

Tus relaciones se resentirán cuando te cueste ver lo bueno de las personas. Si estás constantemente haciendo comentarios sarcásticos, despreciando o dudando de la honestidad de alguien, acabará pasando página.

Por supuesto, te sentirás traicionado una vez más, lo que sólo hará que te vuelvas más cínico para la próxima relación o amistad.

Mayor riesgo de problemas emocionales y físicos

Una actitud negativa y una visión pesimista de la vida son estresantes. Puede deprimirte y angustiarte. Si tu carrera no prospera y tus relaciones se resienten, te sientes más deprimido e infeliz.

Estos problemas emocionales pueden provocar una respuesta inflamatoria en el organismo y aumentar el riesgo de ictus y enfermedades cardiovasculares.

Mayor riesgo de demencia

Según investigaciones, los cínicos tardíos tienen tres veces más probabilidades de desarrollar demencia que los que no lo son.

Este riesgo podría estar asociado al modo en que el estrés crónico y la negatividad afectan al organismo y generan cambios fisiológicos y metabólicos tóxicos para el cerebro.

Cómo dejar de ser cínico en 13 pasos

¿Está preparado para liberarse de los rasgos cínicos de su personalidad? Aquí tienes algunos cambios para empezar hoy mismo.

1. Acepta que te has vuelto demasiado cínico

A veces, la mayoría de la gente se siente cínica ante algo. A medida que uno envejece y la experiencia agria su visión del mundo, puede desarrollar rasgos cínicos.

Sin embargo, las cosas pueden ir demasiado lejos y dejarte incapaz de disfrutar de la vida. Si eres demasiado cínico, la gente evitará tu compañía. El aislamiento social reduce aún más tus posibilidades de triunfar social o profesionalmente.

Una vez que reconoces que el cinismo tiene un impacto negativo en tu vida, puedes motivarte para cambiar. No se puede exagerar la dificultad de este primer paso para un cínico.

El pensamiento positivo suele parecerle inmaduro e ingenuo a un cínico. Para superar esta reacción, debes centrarte en las recompensas que te esperan.

Un enfoque menos cínico de la vida mejorará tus relaciones y te aislará de las consecuencias para la salud de un pensamiento negativo constante.

2. Empieza el día con un mensaje positivo

Un mensaje positivo puede ser una nota pegada en el espejo del baño, la nevera o la puerta del armario. Que diga algo como

✅ Mantener la mente abierta

✅ Confía en alguien hoy

✅ Las cosas van a ir bien

Ver pequeños mensajes como éste a diario preparará tu cerebro para el pensamiento positivo.

Como cínico, sentirás resistencia interna a tus mensajes positivos, pero el cerebro humano es muy adaptable y puedes cambiar tus patrones de pensamiento.

3. Rompe los bucles de retroalimentación negativa

Tus pensamientos pesimistas validan cada mala experiencia que tienes. Cuando ocurra algo negativo, dígase a sí mismo que no debe darle tanto valor como normalmente le daría.

Puedes concederte un momento para aceptar que te sientes mal, pero luego tienes que seguir adelante mentalmente. De lo contrario, tu mal humor contagiará tus acciones.

4. Dite a tí mismo que debes pensar en positivo

Tus pasos iniciales habrán aflojado los hábitos mentales que alimentan tu cinismo. Ahora ya puedes decirle a tu cínico interior que se calle para que puedas invitar al pensamiento positivo a tu vida.

El pensamiento positivo no le resultará fácil a un cínico en recuperación. Mantente motivado sabiendo que no todo en el mundo es malo.

La realidad se compone de acontecimientos buenos, malos y neutros. Acepta que algunas nubes tienen un lado positivo.

5. Identifica por qué estás agradecido

La práctica de la gratitud libera el estrés y facilita el replanteamiento positivo de la vida.

Todos los días deberías escribir o decirte a ti mismo en voz baja tres cosas por las que estás agradecido. Pueden ser pequeñas cosas como el buen tiempo o cosas importantes como tu salud.

6. Pasa tiempo en la naturaleza

La exposición a entornos naturales te levantará el ánimo. Los cínicos insisten demasiado en sus pensamientos desalentadores, pero un paseo por un parque te liberará de las garras del pensamiento negativo.

Si pasa tiempo al aire libre con regularidad, aprovechará el poder regenerador de la naturaleza.

7. Capta tus pensamientos cínicos en el momento en que se producen

Los viejos hábitos son difíciles de erradicar y tendrás que estar alerta ante los pensamientos cínicos. Puedes pillarte en el acto practicando mindfulness.

La atención plena se consigue entrenándose para prestar atención a los pensamientos y sentimientos. Cuando experimentes emociones o hagas juicios precipitados, debes evaluarlos inmediatamente.

Pregúntate si estás siendo justo en tu estimación de las cosas o si sólo estás cayendo en interpretaciones cínicas que has estado utilizando para protegerte.

Permítete pensar con calma sobre tus sentimientos y filtra tu negatividad. Con la práctica, aprenderás a dirigir los pensamientos cínicos hacia conclusiones más realistas.


Artículos que te pueden interesar:

10 secretos de la personalidad tipo C que debes conocer

11 razones habituales por las que la gente es mezquina y cómo combatirlas


8. Practica la visión positiva de las personas

Puedes contrarrestar tus juicios instintivos contra las personas buscando conscientemente los aspectos positivos de los demás.

Dígase a sí mismo que ese compañero siempre ha sido cortés y fiable. Tómese su tiempo para reconocer al agente de atención al cliente que resolvió su problema. ¿Recuerdas cómo te ayudó un familiar cuando estabas enfermo?

Aunque tendrás que forzar este nuevo hábito mental, con el tiempo te resultará más fácil. La práctica borrará poco a poco tu desconfianza automática hacia los demás.

9. Busca personas positivas

¿Sólo te relacionas con gente negativa y pesimista? Los cínicos pueden ser víctimas de la confirmación de prejuicios si se rodean de otros cínicos.

En este punto de tu viaje, estás preparado para abrirte a nuevas posibilidades. Tienes que empezar a cambiar tu círculo social para incluir a personas positivas. Su ejemplo te mostrará el camino a seguir.

10. Participa en actividades positivas

Todos tenemos que hacer frente a tareas indeseables, pero tú también tienes derecho a disfrutar.

Las actividades positivas, como el ejercicio, el voluntariado en una organización benéfica o simplemente jugar con tus hijos, tienen el poder de refrescar tu actitud y derrocar la tiranía de los hábitos cínicos.

11. Afronta tus miedos

Algunas personas podrían querer hablar con un terapeuta profesional para superar miedos perjudiciales. Una infancia difícil o una tragedia personal podrían haberte dejado traumatizado, y la terapia podría liberarte de la negatividad persistente.

Aunque creas que no necesitas terapia, puedes reflexionar sobre los miedos que impulsan tu cinismo.

Al identificar tus miedos, puedes aceptar que tus sentimientos son válidos, pero no les concedas el poder de definir el resto de tu vida.

12. Limita el consumo de noticias y medios sociales

El viejo adagio periodístico «Si sangra, manda» significa que las plataformas de noticias son abrumadoramente negativas. Las malas noticias refuerzan el comportamiento cínico.

Si limitas tu consumo de noticias y tu participación en plataformas de medios sociales, disminuirás los estímulos negativos.

13. No pienses en absolutos

La vida es un lío, y no puedes permitir que reglas absolutas guíen tus pensamientos. No todas las personas son indignas de confianza. No todas las personas van a por ti.

Esté dispuesto a no juzgar y dé a las personas la oportunidad de demostrar que son de fiar. Pensar en absolutos te impide conectar con las oportunidades y disfrutar plenamente de la vida.

Si tú o alguien cercano a ti sois cínicos, es posible que tengáis algunas dudas sobre estas características y sobre si podéis cambiarlas.

Aquí hemos respondido a algunas preguntas frecuentes.

¿Qué hace que una persona se vuelva cínica?

Al principio, tu personalidad puede ser intrínsecamente más negativa y reservada que la de otras personas. Si este fue el punto de partida de tu personalidad, eres vulnerable a volverte más cínico con el paso de los años.

Las dificultades continuas en la vida pueden orientar su personalidad hacia un mayor cinismo.

Una mala relación, una enfermedad o la pérdida de un empleo pueden desencadenar una serie de acontecimientos que le dejen abatido.

El cinismo prospera cuando sientes que nada de lo que hagas mejorará tu vida.

En general, el cinismo se desarrolla porque:

  • Quieres defenderte de los malos resultados negándote la esperanza de que las cosas puedan ir bien.
  • El ser humano presta automáticamente más atención a las experiencias negativas.
  • Tu actitud negativa te cierra el paso a experiencias positivas que podrían contrarrestar tus creencias cínicas.

¿Puede cambiar una persona cínica?

Sí, absolutamente. Una vez que reconoces tu tendencia a ser cínico y que no es un rasgo positivo, estás en la mentalidad adecuada para el cambio.

Es probable que hayas desarrollado hábitos que reflejan tu visión cínica de la vida y que tendrás que romper. Entonces tendrás que aprender nuevos hábitos como los que hemos descrito aquí.

Con tiempo, paciencia y determinación, puedes ser una persona más positiva y confiada.

¿Cómo es una persona cínica?

Estos son algunos de los rasgos de una persona cínica:

  • Desconfían y menosprecian a los demás.
  • Pueden ser amargados y despreciativos.
  • Muestran desprecio o desdén por los demás.
  • Tienen una actitud pesimista.
  • Dudan o no creen en los motivos de los demás.
  • Creen que las personas sólo están motivadas por el egoísmo.
  • Ven a la humanidad en su conjunto con desconfianza.
  • Parecen cansados del mundo.

¿Cuál es la raíz del cinismo?

Como ya se ha dicho, el cinismo tiene sus raíces más profundas en la evolución y el instinto de supervivencia. Pero hoy en día este rasgo suele remontarse a sucesos de la infancia o incluso posteriores en los que fuiste herido o traicionado por alguien o un grupo de personas.

Cuando experimentas la traición muchas veces, puedes volverte cínico y sentir que todo el mundo está solo para sí mismo.

Reflexiones finales

¿Estás preparado para aprender a ser menos cínico?

Tienes mucho que ganar si controlas tu cinismo.

Múltiples estudios han revelado que los cínicos son más propensos a sufrir enfermedades cardíacas y problemas de salud inflamatorios. Tu actitud cínica podría incluso aumentar el riesgo de demencia.

Ayudarse a sí mismo a superar una personalidad defensiva y cínica será un largo viaje. Sentirás el impulso de volver a tu lugar seguro, pero es importante seguir intentándolo.

Los hábitos mentales que se formaron al principio de su vida pueden parecerle correctos, pero el cinismo podría estar inhibiendo sus relaciones, su salud y su carrera.

Comprométete con tu felicidad futura y da hoy el primer paso hacia una vida positiva.

Ir arriba